Los equipos de la F1 han acordado que no se podrán hacer pruebas en los nuevos circuitos del calendario 2020. El motivo de tal prohibición es la reducción de costes y evitar desigualdades entre escuderías.

De momento, los circuitos sobre los que pesará tal prohibición son Mugello, Portimão, Imola y Nurburgring. Sin embargo, la prohibición se extendería a nuevos circuitos que puedan entrar en el calendario de este año, como Turquía o Jerez.

Aunque la mayoría de los equipos ya han gastado sus dos filming days con el coche de este año, pueden probar con coches de 2018 o antes sin restricción alguna, eso sí, avisando a la FIA antes. El problema es que las escuderías más modestas del paddock no tienen disponible un coche antiguo para probarlo.

Muchos equipos se habían interesado en probar en Portimão e Imola, ya que serán circuitos muy desconocidos para todos. Además, en Imola no podrá probar más que en los libres 3 ya que el viernes no se correrá.

A pesar de todo, los equipos si pueden probar sobre esos circuitos con coches de calle o con coches que no sean de F1. Algunas equipos grandes ya están trabajando sobre esa posibilidad.

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.