Tener un motor Chevrolet en la clasificación no ha sido lo mejor, como ha comprobando en sus carnes Fernando Alonso. El piloto asturiano nunca ha tenido opciones de acabar entre los nuevos primeros, para luchar este domingo por la pole de las 500 millas de Indianápolis.

De hecho, el piloto asturiano lo confirmaba a la NBC tras su único intento de clasificación con el Arrow McLaren SP, reconociendo que sabían que no iban a estar por la lucha del fast nine, y  por lo tanto, la pole position en la edición 2020 de la Indy500. “Sabíamos desde el viernes que no íbamos a ser suficientemente competitivos para estar con los mejores, así que hemos tratado de hacer una tanda sólida y sin tomar grandes riesgos en pista”.

“Actualmente no tenemos la velocidad que queríamos en clasificación. Solo nos queda aceptarlo y pensar en la carrera de la semana que viene”. Por otro lado y pese a su puesto de salida para las 500 millas de Indianápolis, el piloto asturiano es optimista sobre el hecho de tener un buen resultado debido a las tandas largas que hicieron durante los entrenamientos libres. “Hay que trabajar en el ritmo de carrera a partir de este domingo”.

Estamos mejor en ritmo de carrera que en clasificación, lo vimos en los dos primeros días. Los tres McLaren tenemos un ritmo razonable, el viernes bajamos en la tabla y sabíamos que el sábado sería igual. Estamos más confiados de cara a carrera, aunque será difícil adelantar. Por eso sería bueno estar más arriba en la parrilla, pero no tenemos el ritmo". Pese a su mal puesto para la salida de la Indy500 2020, estamos seguros que Alonso lo dará todo en carrera para poder luchar por su primer triunfo en las 500 millas de Indianápolis y conseguir la tan ansiada triple corona, antes de su vuelta a la F1 en 2021 con Renault. 

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.