Kimi Räikkönen combatió la apatía y consiguió la primera Q2 de Alfa Romeo este año. Una proeza, ya que el coche parecía ayer ir especialmente mal en Barcelona.

Kimi no solo consiguió meterse en la Q2, sino que al final consiguió clasificar por delante del Renault de Ocon, por lo que saldrá mañana 14º. Gran día para el finlandés, que mañana lo tiene muy complicado para puntuar pero al menos está más cerca.

Kimi expresó su alegría con el buen funcionamiento del monoplaza en el día de hoy e incluso se atrevió a decir que podría haberse metido en Q3: "Fue definitivamente un día positivo: el coche se sintió mucho mejor y me dio la confianza para conducirlo como yo quería. Llegamos a la Q2 y podríamos haber logrado aún más, pero no teníamos más juegos de neumáticos blandos así que tuvimos que usar los medios. Tal vez podríamos haber estado en la lucha por la Q3 pero por ahora tenemos que estar contentos. Teníamos la velocidad y con suerte podremos seguir desde aquí. Nos estamos moviendo en la dirección correcta y sabemos lo que tenemos que hacer para estar en los puntos mañana, ser más rápidos que los chicos de delante".

Con la Q2 de hoy, Kimi se acerca a su compañero en la batalla de clasificación, pero Giovinazzi sigue ganando 4-2 todavía. De poco consuelo le servirá al italiano, que mañana saldrá último de la parrilla.

Antonio se mostraba consternado después de la clasificación: "No es la sesión de clasificación más fácil para mí. Al final de la primera vuelta me subí a un piano y creo que el suelo puede haberse dañado. Tendremos que comprobar lo que pasó, pero después de eso fue difícil hacer una segunda vuelta ya que el manejo estaba mal. Eso fue hoy, ahora tenemos que pensar en la carrera. Será difícil recuperar un buen resultado desde la última posición, incluso con una buena estrategia, pero daremos todo lo que tenemos".

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.