El que escribe esta crónica ya la tenía casi lista a diez vueltas del final. Victoria de Hamilton en una carrera con poca actividad delante, intensa lucha entre los McLaren y los Renault con Sainz 5º, Leclerc 4º, Alexander Albon hundido de nuevo... Pero todo cambió en las dos últimas vueltas, con una locura de neumáticos pinchados que cambió la carrera... y el Mundial.

Empecemos por el principio. La primera noticia de la carrera ha sido antes de la salida. Nico Hülkenberg se ha quedado, de momento, sin regreso a la Fórmula 1 después de que Racing Point encontrará un problema en su monoplaza. Los ingleses se quedaron devastados después de un fin de semana muy complicado.

La carrera comenzaba con una gran salida, otra más, para Carlos Sainz, que pasaba del 7º al 5º lugar, adelantando en la misma curva a Stroll y Norris. A punto estuvo también de adelantar a Leclerc, pero el Ferrari era un hueso más duro de roer. Ricciardo siguió la estela del madrileño y se colocaba 6º.

Por delante, tranquilidad. Bottas hacía gala de nuevo de su falta de agresividad y fue incapaz, de nuevo, de presionar a Hamilton en la salida. Verstappen tampoco pudo hacer nada y se quedó detrás de los dos Mercedes, no sin antes pelear con Leclerc en las primeras curvas.

Alexander Albon sigue en su mal momento y provocó el primer coche de seguridad de la carrera, tocando a Kevin Magnussen y dejando al danés fuera de la carrera. Tras el relanzamiento, Sainz abría hueco con la zona media, pero este hueco se fue con el segundo coche de seguridad.

El segundo coche de seguridad llegó tras un fuerte accidente de Daniil Kvyat, que se fue contra el muro no sin antes pasar por la grava. Este segundo coche de seguridad provocó que las estrategias se igualaran y todos pusieran neumáticos duros, salvo Romain Grosjean que continuó con el neumático medio y se colocó en la 5º posición.

La nueva relanzada fue complicada para Sainz, cuyos neumáticos no parecían tener la temperatura adecuada. Además, le costó adelantar a Grosjean, que fue bastante sucio en la defensa de su posición. El español castigó más de la cuenta sus neumáticos y le jugó una mala pasada al final de la carrera.

Sainz pudo abrir distancia con Norris y Ricciardo, los más fuertes de la zona media hoy. Stroll y Ocon se estuvieron peleando durante toda la carrera, hasta que los neumáticos abandonaron al piloto de Racing Point, que terminó en los puntos de milagro, 9º.

Mientras tanto, Gasly adelantaba a Vettel y nos dejaba la imagen de donde está Ferrari y dónde está Vettel. El monoplaza rojo no ha ido muy rápido, ya que en ese momento Sainz le estaba recortando tiempo a Leclerc, pero no iba tan mal como parecía con Vettel a los mandos.

A partir de aquí, conservación de neumáticos salvo en el caso de los de la zona media, que intentaba todavía buscar una posición mejor de la que tenían. Ricciado encima a Norris y el inglés pedía que Sainz fuese más rápido, mientras que el español reportaba vibraciones en el coche. En la parte de arriba, veíamos un fuerte blistering en las ruedas delanteras.

Y en estas llegábamos a la vuelta 50, con Hamilton encaminado a la victoria y Carlos Sainz listo para finalizar en la 5º posición si era capaz de aguantar a Ricciardo, que había adelantado a Norris la vuelta antes. Y, de repente, Bottas pinchaba su neumático y tenía que entrar a boxes a cambiar ruedas, quedando fuera de los puntos. El finlandés ha terminado 11º, tras ser incapaz de adelantar a Vettel con ruedas nuevas.

Y mientras todavía veíamos a Bottas intentar llegar a boxes, Sainz, en la vuelta 5º, rompía el mismo neumático y decía adiós al 5º puesto. El español sigue con la negra y está teniendo un inicio de Mundial muy complicado, perdiendo muchas puntos por razones ajenas a su conducción. Hoy se va a cero, sin puntos, y con Norris terminando 5º y metiéndole un buen saco de puntos. La distancia en puntos empieza a ser importante, pero no se puede hablar de grandes diferencias entre el rendimiento de los dos pilotos.

A todas estas, Verstappen entraba a boxes para poner el neumático blando e intentar la vuelta rápida. Que decisión...

Porque segundos después, veíamos a Hamilton pinchado. Al inglés le quedaba un vuelta y la maniobró con la presión de Verstappen, que recuperó en una vuelta 20 segundos. El holandés ha perdido la victoria por querer un punto más por la vuelta rápida.

No paramos, la semana que viene tendremos de nuevo carrera en Silverstone, y esta vez con ruedas más blandas, así que el espectáculo promete ser mejor. Eso habrá que verlo.

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.