El preparador RaceSeven ha completado en el día de hoy una doble jornada de pruebas con un Fabia R5 y un 208 VTi R2 en Cantabria.

Resta poco más de un mes para que los Campeonato de España de Rallyes se pongan de nuevo en marcha con el Rallye de Ourense y los equipos ya trabajan para poner todo a punto. Día a día preparadores, pilotos y marcas vuelven a la actividad y hoy estos test se han centrado en Cantabria, donde RaceSeven ha vuelto a sacar sus carpas y dos de sus unidades. La jornada ha arrancado con lluvia pero poco a poco ha ido amainando y durante los últimos minutos de test han podido montar los neumáticos de seco.

La empresa de Víctor Pérez ha optado por la localidad cántabra de Ramales de la Victoria, a poco más de 50 kilómetros de sus instalaciones, para arrancar de nuevo un Skoda Fabia R5. En concreto han estado trabajando con la unidad que Luis Vilariño y Néstor Casal pelearán por el Nacional de Asfalto, un proyecto que se presentaba en plena cuarentena bajo el respaldo de Tyres Motorsport y Hankook. El modelo checo ya lucía la decoración que vestirá esta temporada en el Nacional.

Aunque la dupla gallega no ha sido la única que se ha enfundado el caso y los guantes y RaceSeven también ha llevado uno de sus Peugeot 208 VTi R2. Se trataba de la misma unidad que Iñaki Tijera pilotó en el Rallye Tierras Altas de Lorca aunque en esta ocasión han sido Pablo Díez y Diego Cruz quienes se han sentado en sus baquets. Una prueba que no sólo les ha servido para reencontrarse con los tramos, también para probar los compuestos de MRF Tyres con los que, y según hemos podido saber en PitLane Motor, han quedado gratamente satisfechos. Díez ha pilotado esta unidad ya que la suya aún no está reparada y que mejor que probar los MRF que con el mismo coche con el que debutó su abanderado en el Nacional de Tierra.

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.