Alonso y Carrera visitaron en el día de ayer las instalaciones de RMC Motorsport en Caboalles de Abajo y probaron el Citroën C3 N5 sobre la tierra.

Se ha hecho esperar, ¡pero comienza la acción! Después de tres meses de parón en el automovilismo, la semana ha empezado con grandes noticias como es la vuelta de los pilotos al trabajo. El primero equipo a nivel nacional que ha abierto la veda ha sido la estructura de Roberto Méndez, que ayer recibió a uno de sus grandes clientes como es Daniel Alonso junto a Cándido Carrera.

El empresario asturiano y gran impulsor del automovilismo a través de sus empresas, se enfundó este martes el casco, el mono y los guantes para reencontrarse con un coche de carreras. Alonso se puso a los mandos de su Citroën C3 N5 dentro del circuito de tierra que RMC Motorsport tiene en Laciana, León. Una jornada en la que probaron algunos reglajes en la unidad con la que ya compitió en el Tierras Altas de Lorcas, quedando satisfecho con el trabajo realizado tal y como han afirmado desde el equipo leonés.

Aunque Daniel Alonso es el primero al que vemos sobre el coche con el que actualmente compite, no es el primero que se ha dejado ver por los circuitos. Desde que se inició la desescalas los hermanos Jan y Nil Solans ya tuvieron alguna toma de contacto con el karting; mientras que Xevi Pons ha probado un 208 1.2 PureTech del Volant en Cataluña. Poco a poco, el olor a gasolina vuelve.

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.