Era de esperar, ya que la situación económica de los equipos está cada vez más deteriorada debido a la crisis del coronavirus. Y solo es el principio...

Se sabía que muchos equipos estaban en una situación límite economicamente hablando y eso provocó que la mayoría se acogieran al equivalente a un ERTE en sus países con el fin de garantizar los empleos de su personal a medio y largo plazo. Sin embargo, parece que pese a todo esto no va a ser posible.

Los equipos ya pidieron en su mayoría reducir el presupuesto disponible de cara a futuras temporadas (solo Red Bull y Ferrari se opusieron), lo que podía dar lugar a que con el tiempo tuvieran que despedir a algunos empleados, pero McLaren ha ido más allá y ha suspendido el contrato de 1200 trabajadores de su plantilla de inmediato.

De estos 1200 trabajadores, 70 son pertenecientes al equipo de Fórmula 1. Se trata de una cantidad más que nada simbólica pero que podría sentar un precedente para que otros equipos o la propia McLaren decidan realizar recortes más considerables. Por otro lado, el equipo de la IndyCar no se verá afectado por el recorte.

Es de esperar que muchos equipos, por no decir todos, tengan que reducir sus plantillas considerablemente, con lo que muchos de los empleados, o bien perderán su empleo, o bien tendrán que buscar otra ocupación. Otra solución es la que ofrece Ferrari donde, en caso de que haya un límite de personal para competir en Fórmula 1, los empleados sobrantes serán destinados a equipos de la escuadra italiana en otras categorías.

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.