La llegada de Carlos Sainz y el posible regreso de Fernando Alonso se han colado en las negociaciones de las televisiones por los derechos de cara al 2021.

¿Quién será el primero en emitir los primeros kilómetros de Sainz vestido de rojo? El 2020 nos está dejando una situación insólita con un movimiento de pilotos, incluso antes de que se dispute una sola vuelta de la temporada, y ahora ese mercado de fichajes ha pasado al de las televisiones, siendo un condicionante a la hora de negociar los derechos. Por el momento ninguna opción en abierto está sobre la mesa y sólo hay dos posibilidad: o la televisión de pago de Movistar o la plataforma online de DAZN (también de pago).

Que la Fórmula 1 regrese a las manos de Madiaset España o Atresmedia parece que está totalmente descartada dados los altos costes de los derechos televisivos y los gatos añadidos para desplazar a los periodistas a las pruebas. Unas cuentas que se cifran en torno a unos 100 millones de euros por temporada sólo en derechos, tal y como publica "El Periódico". Un incremento de 35 millones euros con respecto a años anteriores. De este modo, y con Radio Televisión Española también descartada, Telefónica y DAZN son los únicos operadores que a día de hoy han afirmado querer pugnar por estos derechos de cara al 2021 y las próxima temporadas. Estas son las declaraciones al respecto desde Telefónica:

"Llevamos apostando por la Fórmula desde 2014 y nuestra intención es seguir. La crisis sanitaria quizá obligue a revisar las condiciones del 2020. Y, evidentemente, la llegada de Sainz a Ferrari añade más interés a la Fórmula 1 en España".

Por su parte, la plataforma de origen británico está dispuesta a hacer una gran inversión para convertirse en todo un referente en el mundo del motor en España, contando ya con los derechos del Mundial de Motociclismo y el Mundial de Rallyes. Deportes a los que quiere sumar el Gran Circo en un año que será muy especial dada la llegada de Sainz a Ferrari, aunque muchos rumores apuntan también al regreso de Fernando Alonso con el equipo Renault. Todo ello a la espera de ver que ocurre con el Gran Premio de España, para el que no está garantizada la continuidad en el calendario, suponiendo una de las pruebas más seguidas en el país a través de la televisión, tal y como han revelado año tras año las audiencias.

Movistar cuenta con una relación de más de un lustro con la Fórmula 1 y su producto está asentado, siendo un proyecto sólido que ya cuenta con comentaristas de renombre como Antonio Lobato o Pedro de la Rosa. Por su parte, DAZN pone sobre la mesa una mayor flexibilidad a la hora de las altas y bajas, un precio más reducido pero también la falta de experiencia en el campeonato desde su filial en España. Aunque ya cuentan con los derechos en otros países y con la compra del WRC demostraron que no les temblaba el pulso a la hora de apostar por grandes figuras de la comunicación, en el caso de esa categoría con el fichaje de Fernando Albes (habitual hasta entonces en Canal + junto a Ponseti).

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.