Sainz, tras los pasos de Fernando Alonso

El piloto madrileño, tras su fichaje por Ferrari, emulará la carrera del bicampeón tras pasar por los mismos equipos. El objetivo será cumplir el sueño que no pudo Alonso: ser campeón vestido de rojo.

Alonso, con Sainz en el muro de McLaren | Foto: McLaren

Desde la llegada de Fernando Alonso a la Fórmula 1 han sido varios los pilotos que, o bien han llegado a la competición, o bien se han quedado a las puertas. Jaime Alguersuari y Robeto Merhi consiguieron llegar a la competición del motor por excelencia, pero si es complicado llegar más lo es mantenerse. Otros, como Borja García, Dani Clos, Sergio Canamasas, Andy Soucek o Roldán Rodríguez, entre otros, no tuvieron la oportunidad de subirse a un F1. Ahora Sainz tendrá la ocasión de pilotar para Ferrari, la escudería más emblemática del mundo del deporte.

Tras la explosión del fenómeno Alonso el único que ha sido capaz de mantenerse en la cumbre del automovilismo ha sido Carlos Sainz. El madrileño era apenas un chavalín de 10 años cuando en 2005 conoció a su ídolo de la infancia, con el que ha llegado a competir en la pista. Una foto para la historia que, además, una las carreras deportivas de ambos pilotos, que han tenido una trayectoria similar en cuanto a equipos en la Fórmula 1 (las únicas diferencias radican en las segundas etapas de Alonso en Renault y McLaren). Ese año 2005 Alonso acabaría consiguiendo su primer título de campeón en Brasil.

El asturiano comenzó su carrera deportiva en 2001 en la escudería Minardi, una de las más humildes en aquel momento y con la que era complicado conseguir un buen resultado. De hecho, no finalizó casi la mitad de las carreras. Esa escudería, con el paso del tiempo y con más recursos, se convirtió en Toro Rosso, primer equipo de Carlos Sainz en la F1. Con los italianos está dos temporadas y media hasta el siguiente paso de su carrera.

Tras el debut de ambos, el siguiente equipo en sus carreras tiene acento francés: Renault. En el caso del asturiano poco hay que decir que no se conozca. Liderado por Flavio Briatore, conduce a los de Enstone al primer título mundial para la escudería en 2005 y repite en 2006 junto a Giancarlo Fisichella. Sainz, por su parte, deja Toro Rosso a falta de cuatro carreras para irse a Renault a finales de 2017.

Llegan los grandes: McLaren y Ferrari

Después viene la llegada a una de las grandes escuderías del campeonato: McLaren. Alonso llegaba tras dos títulos con Renault y con la vitola de estrella después de romper el dominio de Michael Schumacher, pero un debutante Lewis Hamilton le puso las cosas más complicadas de lo previsto. Los problemas en el equipo sirvieron el título en bandeja de plata a Räikkönen, en lo que es el último título para los italianos. Tras confirmarse el adiós del asturiano en su segunda etapa con los de Woking, su relevo es Carlos Sainz. Un gran año para el piloto madrileño, en sintonía y buen ambiente con su compañero Lando Norris y con todo el equipo, coronado con un podio magistral en Brasil partiendo desde la última posición.

Y finalmente, el sueño de todo piloto por cuyas venas corre la gasolina: Ferrari. El equipo más laureado de la historia, una un tren que ni Alonso ni Sainz dejaron escapar. El asturiano estuvo cerca de alzarse con el título en dos ocasiones, pero finalmente fueron a parar a Sebastian Vettel. A Sainz todavía le queda lo que se pueda disputar de este 2020 y después podrá ponerse el mono rojo de la histórica marca italiana. Con la que aspira a conseguir aquello que no pudo hacer su ídolo: ser campeón con la escudería más grande.

Comparte este artículo:

¡Buscamos redactores!

¿Te gustaría escribir con nosotros y ser parte de este equipo que cada día va a más? Si quieres más información, pincha aquí.