España es un país sin tradición en el mundo del automovilismo pero que, en los últimos años, se ha convertido en uno muy fuerte. En este reportaje analizo cómo es la evolución de España en la categoría reina del mundo del motor: la Fórmula Uno. En la primera parte, repasamos los pilotos que han pasado por el Mundial.

Fernando Alonso y Carlos Sainz
Carlos Sainz y Fernando Alonso son los dos pilotos que más recientemente han subido a un podio de Fórmula Uno.

España ha tenido poca representación en la Fórmula Uno hasta hace 20 años. En algunos casos, hasta anecdótica, como las dos participaciones de Emilio de Villota en 1977 o la de Antonio Creus en 1960. Sin embargo, desde 1999 España ha tenido un piloto en la parrilla en cada temporada.

En España hemos tenido grandes sequías de pilotos en la Fórmula Uno. Durante muchos años, un piloto español en la parrilla ha sido una auténtica rareza.

Los años 60, 70, casi todos los años 80 y casi todos los años 90 fueron épocas donde la norma era la ausencia de pilotos españoles. A esta circunstancia no ayudó la muerte en competición de Alfonso de Portago en los años 50, piloto oficial de Ferrari en los inicios del Mundial. El ahijado de Alfonso XIII consiguió un podio en el Mundial y solo su fallecimiento con 28 años evitó una carrera más prolífica.

En los años 60, 70 y 80 solo hubo apariciones esporádicas. Solo Antonio Creus, Álex Soler, Emilio de Villota, Adrián Campos y Luis Pérez-Sala estuvieron en estas épocas de la Fórmula Uno. De ellos, solo Campos y Pérez-Sala pudieron hacer una temporada completa.

Sin embargo, desde la entrada de Repsol en 1998 a la Fórmula Uno de manos de Pedro de la Rosa y de Telefónica en 1999 como patrocinador personal de Marc Gené, España siempre ha tenido representación en el Mundial. Además, a los pocos años, llegó Fernando Alonso, único Campeón del Mundo español, y la alonsomanía, el movimiento de aficionados que generó la llegada del asturiano. Desde entonces, la Fórmula Uno ha tenido temporadas en las que tres pilotos españoles han llegado a compartir la parrilla: 2010 (Alguersuari, Alonso y de la Rosa), 2011 (Alguersuari, Alonso y de la Rosa) y 2015 (Alonso, Merhi y Sainz).

Es precisamente Fernando Alonso el que más carreras ha disputado de entre los pilotos españoles. El asturiano, desde su debut en 2001 hasta su retirada en 2018, solo se ausentó en la temporada 2002 y en una carrera de las temporadas 2005, 2015, 2016 y 2017. Solo Luis Pérez-Sala, Adrián Campos, Pedro de la Rosa y Marc Gené contaron con cierta estabilidad en la categoría antes que él. En segundo lugar está Pedro de la Rosa, pese a que solo haya hecho tres temporadas completas en la Fórmula Uno (1999, 2000 y 2002).

Sin embargo, el catalán pronto será superado por Carlos Sainz Jr., hijo del dos veces Campeón del Mundo de Rallies Carlos Sainz. El madrileño, si la temporada 2020 de Fórmula Uno puede disputarse, superará a de la Rosa en las primeras carreras del año.

Si observamos el origen de los pilotos españoles, destaca Cataluña una vez más. De los 14 pilotos de nuestro país que han llegado a la Fórmula Uno, la mitad han nacido en esta Comunidad Autónoma. Le sigue Madrid, de donde han surgido tres pilotos, y dos valencianos. Además de estos, tenemos a un piloto nacido en Asturias y otro más nacido en el extranjero. Alfonso de Portago, pese a ser de nacionalidad española, nació en Londres en 1928.

Los puntos, un bien escaso… y los podios aún más

El medidor de tu éxito en la Fórmula Uno, aparte de los campeonatos, son las victorias, los podios… pero principalmente, los puntos. Y hasta la llegada de Fernando Alonso, los pilotos españoles y los puntos eran algo que se repelían como el agua y el aceite.

Desde el último punto sumado por Alfonso de Portago hasta el único punto que sumó Luis Pérez-Sala pasaron 32 años. En esos 32 años, cinco pilotos más pasaron por el Mundial de Fórmula Uno sin conseguir ni un solo punto. Desde entonces, tuvieron que pasar 10 años más para que Marc Gené y Pedro de la Rosa sumaran dos puntos más para España.

Aunque, una vez más, Alonso volvió a suponer una nueva revolución para el automovilismo español en lo que a la categoría reina se refiere. Desde el año 2003, España ha tenido al menos un piloto en los puntos cada año. Solo tres pilotos han terminado alguna temporada sin puntuar desde entonces: Jaime Alguersuari (2009), Pedro de la Rosa (2011 y 2012) y Roberto Merhi (2015).

Pero si los puntos han sido un bien escaso para los pilotos españoles, los podios lo han sido algún más. El primer podio de un piloto español llegó en 1956 de manos de Alfonso de Portago… y ni siquiera fue del todo suyo. De Portago rodó 70 de las 100 vueltas del Gran Premio de Gran Bretaña, mientras que las últimas 30 las hizo Peter Collins en su coche. Una época en la que en la Fórmula Uno se podía compartir coche.

Desde aquel lejano Gran Premio de Gran Bretaña de 1956 hasta el Gran Premio de Malasia de 2003 pasaron 17054 días. O lo que es lo mismo, 46 años, ocho meses y 10 días. 644 carreras sin ver a ningún piloto español entre los tres mejores de una carrera.

Desde el podio de Alfonso de Portago, los pilotos españoles han conseguido sumar 99 podios más. Además del suyo, Carlos Sainz Jr. en 2019 y Pedro de la Rosa en 2006 sumaron un podio a su palmarés… y Fernando Alonso 97.

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.