Era algo que, especialmente los equipos privados pedían y necesitaban como el comer para que su futuro fuera viable, y finalmente se ha llegado a un acuerdo. Finalmente tanto la FIA, como Liberty Media como las escuderías han decidido reducir el límite presupuestario a 145 millones de dólares de los 175 que habían sido propuestos inicialmente.

De esta forma se ha llegado a un término medio entre las voluntades de los equipos modestos, que pedían 115 millones de dólares e incluso menos, siempre en cuando fuera posible, y de los grandes fabricantes, especialmente Ferrari y Red Bull, que pedían libertad presupuestaria total:

"Estamos en la fase final de las negociaciones y los detalles se darán a conocer en los próximos días. El objetivo principal es tener una parrilla más competitiva y, a la vez, ser capaces de asegurar la viabilidad económica de la categoría a medio y largo plazo", asegura Ross Brawn.

Otra de las medidas por las cuales parece que se quiere apostar es por llevar a cabo un reparto más equitativo de premios con tal de poder tener más equipos que sean capaces de estar en la parte alta de la tabla:

"Un equipo de media tabla debería ser capaz de conseguir podios y, tal vez, alguna victoria, y evidentemente aquellos equipos que lo consiguieran deberían tener el consiguiente premio por ello. No es lo mismo que gane Ferrari una carrera que no que sea Haas, por ejemplo. En caso de victoria de los segundos el premio económico debería ser mayor y se esta trabajando para que así sea en el nuevo pacto de la concordia".

Por último, Ross Brawn también habló de cuando podrían introducirse los cambios que Liberty Media planeaba introducir en 2021. Brawn ve relativamente factible introducirlos a partir de 2022:

"Definitivamente, creo que será en 2022. Algunos equipos están presionando para retrasarlo aún más pero también tenemos que mantener el ADN de la competición. Los mejores equipos, aunque estén más presionados deberían seguir siendo los que ganen con más frecuencia y, aunque mantuviéramos los coches actuales, seguirían evolucionándolos con más rapidez, con lo que alargar la introducción de la nueva normativa más allá de 2022 no tiene sentido.

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.