En conglomerado de empresas afincadas en las Islas Canarias priorizará su actividad profesional al gasto en motorsport, tal y como ha reconocido Óliver Alonso.

Hace unas semanas en PitLane Motor realizamos un artículo hablando sobre la inversión en competición y al compleja situación a la que se enfrentan las marcas, una publicación en la que contamos con representantes de Suzuki Ibérica, Renault España y PSA España. En dicha noticia analizábamos los números de ventas que estaba dejando la crisis del coronavirus, ya que los concesionarios están cerrados, y esta semana Domingo Alonso Group ha sido la primera gran empresa que ha paralizado sus inversiones. El gigante canario no sólo cuentan con proyectos autonómicos, también en a nivel nacional.

Hyundai Canarias ha sido el gran pilar de los programas deportivos del conglomerado de empresas insular durante las últimas temporadas, apoyando proyectos deportivos como el de Surhayen Pernía o incluso formando una nueva estructura de competición con la marca coreana. Además ha estado inmerso en otros proyecto con Skoda y días antes del Estado de Alerta presentaba en Fuertwagen el Volkswagen Canarias Racing, el nuevo equipo que pretendía poner un Polo N5 en competición en las islas. Pero, ¿qué va a pasar ahora?

A través de un directo en Instagram con Antonio Salazar (de La Gaveta Económica), Óliver Alonso, Presidente de Domingo Alonso Group, ha hablado de la complicada situación por la que pasa la empresa, contando con más de un millar de trabajadores bajo un ERTE que supone el 70% de la plantilla total. Es por ello que estos momentos la competición ha pasado a un segundo plano para la compañía y Alonso ha reconocido que han "suspendido todas las inversiones a nivel motorsport". Una decisión que no sólo se ha tomado mirando la parte económica, también la coherencia y entendiendo la situación por la que están pasando sus empleados.

¿Qué programas están en riesgo? DAG cuenta con un gran número de programas deportivos y los rallyes uno de sus grandes escenarios, aunque también están presentes en categorías como el karting. Para esta temporada Fuertwagen Motorsport, la escudería de la empresa, se encontraba dando apoyo al programa de TerraTraining Motorsport con Surhayen Pernía y Xevi Pons y al de Juan Carlos Quintana con un Fiesta R5 en el Campeonato de España de Rallyes. Pero también con Gustavo Sosa, quien no sólo competía con la escudería sino también con el respaldo Skoda Canarias, empresa que hizo posible el proyecto de Kevin Guerra la pasada temporada en el Desafío Kumho N3, y quien este año iba a dar el salto al Polo N5 después de participar en Lorca con un C3 N5 de RMC Motorsport.

Otro de los proyectos en los que la empresa canaria ha estado presente durante las últimas temporadas son los dela canaria Emma Falcón, quien este año pensaba regresar al Campeonato de Europa de Rallyes con su Citroën C3 R5. Además en el archipiélago Hyundai Canarias Motorsport tenía preparado un gran despliegue con Yeray Lemes, Toñi Ponce y Ángel Bello, quienes iban a competir con los Hyundai i20 R5. Incluso en el caso de Lemes, a principios de marzo una nueva unidad llegaba a España junto a la adquirida por Iván Ares, incorporando las últimas evoluciones de Hyundai Motorsport.

Antes esta situación tan adversa, Óliver Alonso también se ha mostrado optimista en cuanto al futuro y prevé una recuperación rápida, o por lo menos con mayor celeridad que la que azotó al país a finales de la primera década de los 2000. A pesar de que la importación y la venta de automóviles es el sector más potente de Domingo Alonso Group, la compañía cuenta con empresas que dependen del turismo como Avis o Lovesharing. Por ello será vital la recuperación de este sector para la recuperación económica de la empresa, y como consecuencia de sus inversiones en el motorsport.

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.