Ayer por la tarde se celebró una reunión entre la FIA, Liberty Media y los equipos para seguir abordando la crisis del coronavirus. No se llegó a grandes acuerdos, pero se han sacado ideas interesantes que pueden sacar a la Fórmula 1 del actual bloqueo.

Ayer, FIA, Liberty Media y los equipos de la Fórmula 1 celebraron una reunión en la que discutir el provenir de la categoría a corto y medio plazo. Aunque no se ha llegado a grandes acuerdos, han salido ideas interesantes que pueden ser aplicables ya en un futuro cercano y que aquí les ampliamos:

El punto más candente y donde todas las partes se encuentran más lejos de llegar a un acuerdo es en lo referente al límite presupuestario: ya se llegó a un acuerdo para reducir el límite presupuestario de 175 a 150 millones de dólares, pero los equipos modestos quieren que se llegue a más y se limite el presupuesto a 115 millones de dólares. Supuestamente este punto no fue aceptado por los tres grandes (Mercedes, Ferrari y Red Bull), aunque se decidió seguir tratando el tema más adelante.

Otro punto en el que parece que poco a poco se va aclarando la situación es en lo que se refiere al retorno de la competición. De momento el primer gran premio no cancelado sería el Gran Premio de Canadá, pero la verdad es que ya se da por cancelado, igual que el Gran Premio de Francia. En principio se está manejando la opción de empezar en Silverstone a puerta cerrada, ya que gran parte de los equipos tiene la sede en el Reino Unido y eso podría facilitar la celebración del gran premio. No obstante, parece que el Red Bull Ring, la cita anterior a la inglesa, se resiste a tener que cancelar el evento y también está trabajando para, no solo tener gran premio, sino para también tener una doble carrera. Hay medios de comunicación que dicen que se empezará con una doble carrera en Silverstone mientras que otros aseguran que se harán dos carreras tanto en el Red Bull Ring como en el trazado inglés.

Por último, en lo referente a evolucionar el coche, si bien no se ha acordado un límite presupuestario, se está estudiando llevar a cabo un sistema de "tokens" como ya se hizo en temporadas anteriores a la era híbrida y en el que los equipos verían limitada su capacidad para evolucionar tanto el coche como el motor. De esta manera se llevaría a cabo un límite presupuestario encubierto que podría aliviar considerablemente la maltrecha economía de algunos equipos.

No se ha llegado a soluciones firmes, pero parece que todas las partes están dispuestas a mover hilos con tal de salvar la categoría, aunque cada uno dando su punto de vista teniendo en cuenta su nivel económico. No obstante, parece que todas las partes se encuentran más cerca para llegar a un acuerdo para salvar a la Fórmula 1 a medio y largo plazo de lo que podemos llegar a imaginar.

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.