Tras la suspensión de las primeras carreras y el anuncio de que el parón de verano se adelantaba a abril para poder correr en agosto, la Fórmula 1 va más allá y podría alargar el parón más de 3 semanas.

Tras el anuncio de que quedaban suspendidas todas las carreras que se tenían que haber disputado en abril, la Fórmula 1 decidió adelantar el conocido parón de verano de agosto para, así, poder tener disponible ese mes para correr en caso de que se reduzca la actual pandemia provocada por el COVID-19.

Tras anunciarse que las fábricas tendrán que estar cerradas 3 semanas, una más de lo que es habitual en agosto, empiezan a correr los rumores de que, probablemente, las fábricas estarán cerradas aún más tiempo. El objetivo de esta medida, más que garantizar la salud de los trabajadores (que también), es procurar reducir costes de forma que los equipos con menores recursos económicos puedan empezar el campeonato con las mismas opciones que tenían si el campeonato hubiera empezado en marzo.

"Tenemos la opción de ampliar el periodo de cierre de las fabricas", asegura Frederic Vasseur, director del equipo Alfa Romeo Sauber, "cerrando las fábricas se reducirían drásticamente los gastos".

No obstante, Vasseur cree que aún hay tiempo para decidir qué hacer, ya que estas próximas 3 semanas las fábricas tienen que estar cerradas, y cree que, cuando la pandemia acabe, la Fórmula 1 saldrá adelante más fuerte siempre que todos los integrantes de la categoría remen en una misma dirección:

"No hay mucha prisa igualmente para tomar una decisión porque cuando se acerque la fecha (mediados o finales de abril), tendremos una visión mucho más amplia de la evolución de la pandemia de la que tenemos hoy. Además, cuando se acabe todo esto pienso que al final estaremos todos más unidos, pero para ello la Fórmula 1 tiene que trabajar en la misma dirección, cosa que no siempre ha sido así", finaliza Vasseur.

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.