Las dos semanas de tests ha llegado a su fin y aunque al fin y al cabo solo son test, se pueden extraer algunas conclusiones.

Ferrari

Empezaremos hablando de la escuadra del cavallino. Tras un año de frustración como 2019, empezaron la primera semana con "muchos problemas", y afirmaciones de que no estaban para pelear por victorias durante al menos el primer tercio del campeonato. Todo eso acompañado de caras serias y la rotura del primer motor.

Sin embargo, la segunda semana trajo consigo una mejora considerable, que se vio traducida en un mejor ritmo de carrera, así como mejores tandas de clasificación. Poco a poco, se fueron acercando a los tiempos de cabeza, y aunque si bien es cierto siguen lejos de los Mercedes, parecen muy parejos a los Red Bull, tanto en carrera como en qualy.

Sevastian Vettel haciendo pruebas aerodnámicas con el Ferrari durante los tests
Vettel con el Ferrari durante los test de Barcelona.

Este nuevo SF100 parece haber decidido sacrificar un poco de velocidad punta para, de esta forma, ganar velocidad en las curvas lentas, el verdadero quebradero de cabeza de su predecesor. Por lo tanto, sería precipitado descartarles para Australia, a pesar de lo que se diga en su entorno, puesto que no sabemos si van de farol.

McLaren

Por otro lado aparece Mclaren, tras un primer día de test fantástico, se fueron desinflando poco a poco a lo largo de la primera semana, viendo cómo los Racing Point y AlphaTauri les superaban, ya fuese en tandas cortas o en ritmo de carrera.

La segunda semana empezó incluso peor, ya que se vieron superados por los Renault; pero de repente algo cambio, y el jueves, Norris empezó a mejorar sus tandas, mostrando que no estaban tan mal como se decía.

Lando Norris con el MCL-35 durante los tests en Montmeló
Lando Norris durante los tests

Y llegó el viernes y Carlos lo refrendó, quizás en clasificación están por detrás de Racing Point, pero su ritmo de simulación de carrera fue muy superior, ya que en algunos tramos llegó a meterle más de tres décimas por vuelta.

Por lo tanto, se confirma que el MCL-35 es un monoplaza que mejora al anterior, y que si se mantiene esta evolución, quizás veamos otro podio de la escudería de Woking.

La conclusión final que podemos extraer de estas dos semanas es la siguiente: ni Ferrari está tan mal como afirmaba Binotto, ni McLaren estará tan detrás como parecía tras la primera semana.

Ambas escuderías han ido de tapadas, de menos a más a lo largo de estos tests, y lo que parece es que no han querido enseñar todas sus cartas, pero esta claro, y sobre todo por ver, que van ser la comidilla del paddock esta temporada; y sino, tiempo al tiempo.

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.