El consorcio liderado por Lawrence Stroll, padre de Lance, compra el 16,7% de la marca automovilística, que llevará su nombre tras desvincularse de Red Bull.

aston martin racing point

Lawrence Stroll vino a la Fórmula 1 para largo tiempo. Así lo demuestra que el consorcio que lidera, Yew Tree Overseas Limited, se haya hecho con el 16,7% de las acciones de Aston Martin. Un movimiento que desencadena la ruptura de su asociación con Red Bull, a final de este 2020, y el cambio de nombre de la escudería Racing Point, a la que salvó de la quiebra hace un año y medio.

El actual dueño de Racing Point ha desembolsado cerca de 216 millones de euros para hacerse con el mencionado paquete accionarial de la mítica marca británica, que dará nombre al equipo en 2021. Con este movimiento, todo hace pensar que de nuevo Lance Stroll formará parte de la escudería en una temporada 2021 en que todo puede cambiar con las nuevas normas.

De esta forma, Aston Martin volverá a la competición por primera vez tras sesenta años. Los británicos disputaron los mundiales de 1959 y 1960, en los que su mejor resultado fueron dos sextos puestos en Gran Bretaña y Portugal.

Adiós a Red Bull

Una vez certificado el acuerdo, la escudería de Milton Keynes emitió un comunicado en el que confirman que "Aston Martin seguirá siendo socio titular hasta el final de la temporada 2020, un contrato que no se prorrogará más allá del término actual".

En la misma, confirman que seguirán trabajando en el desarrolllo del hipercar Valkyrie, del que se entregarán las primeras unidades a finales del presente año. De igual forma, agradecen su apoyo en estos años, en los que han sumado 12 victorias, 50 podios y seis poles.

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.