Roberto Rozada empieza a dar pasos para su nuevo proyecto deportivo para la temporada 2020, en la que ya no contará con el Ford Fiesta N5.

Los Campeonatos de España de Rallyes de Asfalto y de Tierra están a la vuelta de la esquina y los equipos empiezan a dar pistas por donde irán sus planes. Movimientos que están teniendo su reflejo en el mercado de segunda mano, marcado en este cambio de temporada por la desaparición de la Copa N5 de RMC Motorsport del apartado nacional y del cambio de modelo de Peugeot Sport, con la llegada del Rally4. Esta semana cambia de manos un N5.

El RallyRACC de Cataluña de 2017 supuso el debut de Roberto Rozada dentro de la categoría N5, a los mandos de un Ford Fiesta de Roberto Méndez. El piloto asturiano tenía así su primera toma de contacto con un modelo y una unidad que le acompañaría durante las dos temporadas siguientes, centrado en el Nacional de Tierra con intervenciones puntuales en las citas de asfalto de la Copa N5 del preparador leonés. Pero la relación con este coche ha llegado a su fin.

Casi un año después de poner a la venta el Fiesta N5, que se colaba entre los anuncios de Mercado Racing en abril del año pasado, Rozada ha conseguido al fin encontrar un nuevo dueño para esta unidad. Una despedida que se ha producido en las instalaciones de RMC Motorsport en Caboalles de Abajo, aunque no ha confirmado si será Méndez quien se quedará con el coche o será para otro piloto.

Lo que si ha confirmado Roberto Rozada a este medio son los planes deportivos que espera sacar adelante en 2020, que seguirán dentro de la categoría N5. Esta venta no supone un giro en su proyecto y el piloto asturiano espera poder encontrar los apoyos necesario para mantenerse en el Nacional de Tierra con otro modelo N5, de nueva generación. Burdelier y Pangea Group han sido los grandes apoyos que le han permitido mantener el Fiesta en los tramos.

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.