El Odissey 21 de la Extreme E tomará la salida de la décimo segunda etapa del Rally Dakar, que continúa así su apuesta por las energías renovables.

Ha pasado cuatro años desde que la empresa española Acciona lideró uno de los proyectos más ambiciosos del Rally Dakar, llevando un coche eléctrico a la línea de salida en 2015. Un proyecto que tras dos años de mejoras hizo historia en 2017 siendo el primer coche 100% eléctrico que llegaba a la meta de la prueba de la ASO, por aquel entonces en Sudamérica. Unos pasos en la electrificación de la competición que continúan adelante y mañana se dejará ver en la última etapa del Dakar.

Los seguidores de la Fórmula E conocerán a Alejandro Agag, el creador de la versión eléctrica de la categoría reina y que ha seguido apostando por esta fuente de energía. El empresario madrileño no se ha quedado en los monoplazas y ha estado inmerso en el desarrollo de modelos de rally-raid 100% eléctricos con el objetivo de crear un nuevo campeonato: el Extreme E. Una disciplina que se pondrá en marcha en 2021 con cinco citas, con las que intentará concienciar al mundo de la necesidad de reducir las emisiones.

Pero Agag necesita un gran escenario para mostrar su producto y la ASO le ha ofrecido su colaboración, tal y como se pudo ver durante el shakedown del Rally Dakar. Durante estas pruebas el Odissey 21 se mostró al mundo junto al resto de participantes y el propio Agag ha estado realizando diferentes pruebas en el desierto durante los últimos días. Unos test en los que se han descubierto problemas de temperatura en las baterías. Y mañana contará con el evento definitivo, ¿será capaz de superarlo?

La organización del Extreme E confiará en el mediático piloto Ken Block para tomar parte en la última etapa del Rally Dakar 2020. El estadounidense cambiará los escenarios de sus particulares gymkhanas por la arena del desierto de Arabia Saudí, pilotando el Odissey 21. Block nunca ha competido en el Dakar pero su popularidad en redes sociales permitirá dar una mayor visibilidad al proyecto en la que será una de las fases claves de desarrollo, enfrentándose a los modelos a los que espera sustituir en el futuro. La duda es, ¿llegará a meta?

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.