Citroën estará presente en la segunda categoría del Mundial de Rallyes con Mads Otsberg y Torstein Eriksen, armados con un Citroën C3 R5 de PH Sport.

Citroën Racing había anunciado su salida del Campeonato del Mundo de Rallyes, pero no lo hará del todo. La marca francesa no contará con equipo en la máxima categoría, pero que si que peleará por el renovado WRC 2 y por ello mantendrá su relación con el noruego Mads Ostberg. Yohan Rossel completará los planes oficiales de la marca en el WRC 3 y pilotos como Eric Camilli o Pepe López contará con apoyo directo, pero con programas privados.

Durante los últimos meses han sido muchos los rumores en torno a lo que ocurriría con Citroën Racing en el Mundial, planes entre los que ha habido un nombre en particular: Mads Ostberg. El piloto noruego siempre se ha mostrado como el máximo favorito para continuar ligado a la marca, bien sea de forma oficial con un programa privada, y los rumores se han cumplido. Hoy la marca ha anunciado cuales serán sus planes deportivos y el noruego será el punta dentro del Mundial, pilotando un modelo dentro de la categoría R5.

Con la opción de hacer correr un WRC de forma privada descartado por los altos costes que supone, como pudo comprobar el propio piloto en 2017, la segunda categoría se ha convertido en su principal objetivo. Otsberg y Eriksen volverán a subirse al Citroën C3 R5 para disputar el renovado WRC 2, reservado para equipos oficiales como ya hicieron dentro del WRC 2 Pro en 2019. El gran cambio para ellos será el equipo, ya que no competirán con DH Sport si no que pasarán a PH Sport, uno de los preparadores satélite del Grupo PSA. Un proyecto que estará apoyado en primera instancia por la marca, pero también por Total y Michelin.

No habrá que esperar mucho para ver a este equipo en acción, ya que estarán en la línea de salida del Rallye de MonteCarlo, cita en la que no estuvieron la pasada temporada. De las montañas francesas se pasarán a la nieve de Suecia y, tras saltarse la citas americanas, regresarán para competir en la tierra de Portugal, Italia y Finlandia. Alemania supondrá la primera cita de asfalto y cerrarán el año en Gran Bretaña y desplazándose hasta Japón, que regresa al calendario mundialista este año.

Citroën apostando por el talento

Mads Ostberg no será el único pilotos que competirá bajo los colores de la firma francesa, tal y como se confirmó hace unos días. Yohan Rossel será otro piloto que competirá con apoyo directo de la fábrica con otra unidad del equipo PH Sport, aunque el campeón francés lo hará dentro del WRC 3. Mientras que Eric Camilli, ex-piloto de M-Sport, y Pepe López, ganador del Nacional de Asfalto y el Supercampeonato de España, formarán parte de la lista de inscritos del Rallye de MonteCarlo, también apoyados por la marca.

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.