Cristina Guitiérrez y Pablo Morena comienzan a remontar después de dos días con problemas de potencia en su Mitsubishi Eclipse Cross.

El Rally Dakar ha aterrizado en 2020 en Arabia Saudí con un recorrido muy exigente para pilotos y copilotos y muy exigente para las mecánicas, tal y como están comprobando los equipos. Después de que GPR Sport protagonizara la cruz para la armada española por un problema en sus prototipos, Cristina Gutiérrez se ha sumado a la lista de averías con un fallo en el motor de su Mitsubishi. Afortunadamente las cosas empiezan a cambiar para la piloto burgalesa.

La pareja de Mitsubishi España completaba la primera etapa sin muchos problemas, colándose entre los cuarenta primeros en un día marcado por los múltiples pinchados entre todos los participantes. Pero con la llegada de la segunda etapa comenzarían los problemas para Cristina, que empezó a sufrir pérdidas de potencia en el coche, las cuales se agudizaron en la tercera etapa y le hicieron caer fuera del top cuarenta (43ª de la general). Una situación que desde Sodicar Racing, encargados de la asistencia del coche, han intentado solventar en el día de ayer, y parece que han lo han resuelto.

Cristina Gutiérrez ha completado la cuarta etapa marcando el 34ª mejor tiempo de la general, su mejor posición hasta el momento en esta edición del Dakar. Resultado que les permite remontar cinco posiciones en la clasificación y situarse 38º, por delante del Borgward de Ricardo Porem o del Toyota de Jesús Calleja. Un día en el que la pareja española ha salido al ataque y han adelantado a un gran número de pilotos, tal y como ha recorrido la propia Cristina en sus redes sociales. Todo ello sin que el coche fallara, teniendo los pinchazos en la última parte de la especial como único inconveniente.

"La etapa de hoy ha sido una locura. Hemos salido sabiendo que ayer tuvimos un problema de potencia, salíamos bastante atrás y hemos tenido que adelantar a mucha gente. Si digo 20 coche no exagero. Hemos asumido muchos riesgos para hacerlo pero creo que era necesario intentar remontar porque mañana es importante salir delante. La verdad es que ha estado muy bien, sólo que después de la última neutralización los últimos 100 kilómetros han sido una locura, eran todo trialeras".

"El coche se ha comportado bien. Si que es verdad que nos falta un pelín de potencia todavía pero estamos en el buen camino, ya tenemos el coche prácticamente al 100%. El coche está de una pieza, hemos pinchado dos veces pero era lo normal, y lo importante es que estamos aquí".

Cristina Gutiérrez tiene por delante ocho etapas para remontar y luchar por el objetivo de colarse entre los veinticinco primeros, por el momento es la séptima piloto española por detrás de Sainz, Alonso, Fuertes, Esteve y Plaza. Por delante tiene al holandés Erik Van Loon, piloto del equipo Overdrive Toyota con un Hilux.

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.