Manu Casais: el artista de Antonio Lobato

Realizador de las retransmisiones de la Fórmula 1 durante doce temporadas, Manu Casais es un gran desconocido del 'clan' de Lobato. Fallecido en noviembre, el gallego fue una pieza clave para descubrir a un país un deporte complejo pero atractivo.

Sus vídeos, emotivos a la vez que geniales, dejaron huella en millones de personas en la etapa de la Fórmula 1 en abierto. Por ello, en PitLane Motor hemos querido rendir homenaje a este genio de la televisión.

Con auriculares y camisa blanca: Manu Casais. Foto de un reportaje de Antena 3.

Todos conocemos a Antonio Lobato. Pocos conocen a Manu Casais, su realizador de confianza y autor de emotivos vídeos. Manu Casais, Antonio Lobato, Julio Morales, Miguel Ángel Cobos y Óscar del Castillo son los cinco profesionales de la televisión que estuvieron presentes en cada cadena nacional por la que la Fórmula 1 pasó en España entre 2004 y 2015. Un grupo de amigos que se compenetraban muy bien y sabían qué era lo que tenían que hacer en cada momento. Entre nosotros ya no está Manu Casais. El genio nos dejó en noviembre, y su amigo y compañero Antonio quiso rendirle un pequeño homenaje en su cuenta de Instagram.

"Venir (a Antena 3) con mi equipo de confianza, con las cuatro personas que están conmigo desde el principio es básico porque, si no, yo no me muevo (de cadena)". Son palabras de Antonio Lobato. El periodista asturiano entendió que un presentador sin un buen equipo detrás es como un buen piloto sin una buena escudería: no puede ser competitivo.

Para conocer a Casais PitLane Motor se ha puesto en contacto a través de correo electrónico con dos personas que trabajaron con él: Juan Pedro Valentín (jefe de informativos de Telecinco hasta 2006) y Julio Morales (editor y subdirector de retransmisiones de F1 esos doce años).

Casais tenía un papel muy importante, era el realizador de las retransmisiones de F1. Un realizador en televisión es fundamental porque desde que arranca un programa "se suceden una serie de imágenes puestas en orden que hacen que te guste o no lo que acabas de ver. Manu era el que comprendía todo ese lenguaje y el que sabía crear armonía en medio de tanto bombardeo de información", nos cuenta Juan Pedro Valentín.

Si quieren entender mejor cómo trabajaba este equipo en la realización de un gran premio, vean este vídeo.

Año 2004: el reto de crear afición a la F1

Telecinco adquirió en 2003 los derechos televisivos de la Fórmula 1 para emitirla a partir de 2004. En aquel momento un español estaba despuntando en el Gran Circo: Fernando Alonso. Casais era realizador de los servicios informativos de Telecinco, donde coincidió con Valentín. Antonio Lobato fue elegido director, presentador y narrador de retransmisiones de Fórmula 1 por decisión de Valentín. Lobato a su vez eligió al equipo de profesionales que compondrían las retransmisiones de la Fórmula 1. Entre esos profesionales estaba Casais.

Había que fabricar un producto televisivo para gente no entendida en Fórmula 1. Así lo consideraron Valentín y Lobato en 2004, cuando la F1 era un deporte minoritario en España. "Desde luego fue un reto muy inusual. Recuerdo que cuando anuncié en nuestra reunión de contenidos que habíamos comprado la F1, todos los presentes mostraron muy poco entusiasmo y dijeron: «si hubieran sido las motos…». En aquel momento, las motos eran el producto estrella y yo tenía que explicar quién era Fernando Alonso, que estaba cumpliendo su primera temporada en la élite de la F1. Por eso nuestro primer cometido era hacer que la gente sintiera ese deporte como propio y que lo entendiera como quien entiende un fuera de juego en fútbol o un tiro libre en baloncesto" nos cuenta Valentín vía correo electrónico. También añadió: "En realización de informativos había gente que era capaz de realizar un informativo en medio del desembarco de Normandía sin ponerse nervioso y gente capaz de hacer arte con un montaje de cuatro imágenes y un grafismo. Manu era de los que tenía muy desarrollada esta cualidad y además era un tipo muy tranquilo en el directo, así que era perfecto".

Ese año Antonio Lobato y su equipo comenzaron una aventura profesional. Ese nuevo reto marcó un antes y un después en la historia de las retransmisiones deportivas en España y en la trayectoria profesional del narrador. Aquel año Lobato eligió a Casais como realizador jefe y a Julio Morales como editor y subdirector de retransmisiones.

«Yo más que en el azar creo en los trenes. Por la vida de cualquier persona de vez en cuando pasa algún tren y tienes que tener el valor de cogerlo [...] Me dijeron que tenía que dirigir, luego me dijeron que tenía que viajar (a los GGPP) y presentar y luego que tenía que narrar y ya casi reviento»

Antonio Lobato sobre los meses previos a iniciar la temporada 2004 de Fórmula 1 en Telecinco.

Manu: la persona, el trabajador, el genio

Valentín afirma que Casais "era muy buena persona. Siempre le recuerdo con una sonrisa y siempre recibía de buen grado cualquier sugerencia. Sabía perfectamente llevar a la práctica lo que otros planteaban en el mundo de las ideas y era capaz de imaginar cosas que aún no habían sido creadas".

Julio Morales trabajó cada fin de semana de gran premio al lado de Casais en el control de realización. En respuesta a nuestro correo electrónico, Morales recuerda a Casais por su "implicación total en el trabajo [...] Él iba más allá de su parcela de la imagen, nos ayudaba a entender muchas veces lo que el espectador quería desde cualquier punto de vista. Su pasión y ganas cada día te invitaba a mejorar a cada instante". Pasión. He ahí la clave para entender por qué el producto televisivo de Lobato y compañía fue tan bueno. Pasión y dedicación abundaban en esos profesionales que cubrieron la Fórmula 1 entre 2004 y 2015.

Casais era muy importante. Morales lo describe como "un artista, un genio creativo que nunca se rendía y que dedicaba el tiempo que hiciese falta para que todo quedase casi, casi perfecto". Los genios tienen ideas descabelladas que algunos de sus fans no entienden, sin embargo esa idea de genio loco no se daba en el caso de Casais.

Lobato siempre realizaba sesiones de tormenta de ideas con sus cuatro fieles compañeros. "Manu ponía muchas veces sentido a las locuras que se nos ocurrían a Antonio (Lobato) o a mí mismo, cordura a través de las imágenes. Y Manu iba más allá siempre. Yo solía decir que en el riesgo está el éxito. Manu muchas veces se lo tomó al pie de la letra, arriesgaba y ahí está su trabajo" cuenta Morales. Razón no le falta. Los presupuestos de Fórmula 1 en Telecinco eran limitados. Cuando te falta dinero para hacer obras faraónicas hay que arriesgar.

Las obras del artista

Los artistas son recordados por sus trabajos. Más recordados son cuando sus trabajos emocionan a la gente. Manu Casais realizó intros de grandes premios que eran pura emoción, que erizaban el vello.

La intro del Gran Premio de Brasil 2012 con la canción Nothing else matters de Metallica es una prueba de ello. Aquella intro del Gran Premio de Brasil fue uno de los trabajos que mayor satisfacción dio a Antonio Lobato y su equipo. Aquel gran premio era el último de la temporada 2012. Alonso había llegado con pocas opciones de disputar el título a Vettel pero Lobato y compañía quisieron hacer un vídeo de homenaje para motivarle y para motivar a todos los aficionados que veían muy cuesta arriba el título para el asturiano.

Un servidor reconoce que a menudo se emociona cuando ve ese vídeo del Gran Premio de Brasil 2012. Por eso hemos preguntado a Morales si le consta que más gente se haya emocionado al ver ese vídeo. Sí, le consta. "Yo mismo he estado a punto de llorar y no lo he hecho, porque me cuesta mucho llorar [...] Pero me emocionan esas entradas. Me han emocionado muchos vídeos de Manu, además de ese, que es casi perfecto" nos cuenta Morales.

¿Quieren ver las obras de Casais? Vean estos vídeos que les dejamos.

La música no la compuso Casais pero este vídeo es una delicia de imagen y sonido. Música e imágenes se funden en un vídeo que a muchos les dará nostalgia al oír la sintonía de la Fórmula 1 en Telecinco.

En 2013 hicieron un homenaje a Alonso por cumplir 200 grandes premios. Una imagen de Alonso por cada gran premio disputado por el asturiano hasta ese momento. La canción es Paradise de Coldplay.

El programa previo del Gran Premio de España 2013 comenzó con esta interpretación del tema Asturias de Isaac Albéniz. Música flamenca combinada con sonido de coches de Fórmula 1.

Despedida de la F1 de Telecinco en 2008. Un vídeo con todos los trabajadores del equipo encargado de la cobertura de Fórmula 1, tanto de Madrid como de enviados especiales.

Despedida de Antena 3, que también fue el adiós de Lobato a la Fórmula 1 y de la emisión en abierto del deporte. Un adiós que no fue definitivo porque en 2018 volvió a la televisión, con Movistar F1.

Historia de la televisión

Antonio Lobato puso a Fernando Alonso el apodo de Magic por la habilidad del bicampeón para hacer al volante cosas impresionantes, como si de magia se tratase. Ese mismo apodo podría habérselo puesto a Casais, otro hombre que se arriesgó en su trabajo y nos hizo vivir años de magia con su genialidad.

La Fórmula 1 tuvo un antes y un después en la historia de la televisión en España por culpa de ese equipo dirigido por Lobato. Manu Casais ya forma parte de la historia de la televisión. Magnífico fue su trabajo realizado durante doce años. Gracias, Manu, por tu pasión. Descanse en paz.

¡Buscamos redactores!

¿Te gustaría escribir con nosotros y ser parte de este equipo que cada día va a más? Si quieres más información, pincha aquí.