El 2019 ha sido un año de agrios y dulces para Red Bull. Los austríacos han saboreado las mieles de la victoria, pero por contra se han quedado muy lejos de incomodar a Mercedes y Ferrari.

Análisis de la temporada 2019 de Red Bull

La pretemporada de Red Bull

"Nunca tuvimos tan buena preparación para la temporada". Así de seguro se mostraba Helmut Marko al final de la pretemporada de este año. La pretemporada para Red Bull no había ido mal y además había que vender la nueva alianza con Honda, que montaba este año sus motores por primera vez en el monoplaza austríaco tras la prueba en Toro Rosso.

Sin Daniel Ricciardo en el equipo, Max Verstappen llegaba a Barcelona como el líder claro de la escudería. A su lado estaría un jovencito de 22 años, con tan solo una temporada en la Fórmula 1, Pierre Gasly. El francés arrancaría la temporada en la escudería austríaca con el objetivo de adaptarse rápido y aprovechar un asiento tan codiciado.

RB15, render del monoplaza del Red Bull del 2019.
Así se presentó el RB15

El equipo austríaco presentó su coche, el RB15, de forma virtual, como ya es habitual en el paddock y con una decoración que finalmente no se usó ni siquiera en pretemporada. No fueron mal los entrenamientos libres en Barcelona para los chicos de la bebida energética.

Si bien no fueron de los que más rodaron, el motor Honda se comportó (nada que ver con anteriores pretemporadas de McLaren con los japoneses) y pudieron cumplir su programa a lo largo de las semanas. Al final de las dos semanas de entrenamiento, Red Bull se veía a la par con Mercedes y un poco por debajo de Ferrari. Buenas sensaciones de cara el primer Gran Premio de la temporada: Australia.

La temporada de Red Bull

Y en Australia, el primer podio. Honda pisaba podio 11 años después y Verstappen tomaba champán. Todos contentos en la primera carrera del año, excepto Gasly, que ni siquiera puntuó.

Podio del Gran Premio de Australia 2019.
Max Verstappen subió al podio de Australia superando con claridad a ambos Ferrari. Foto: Mercedes.

Esta fue la tónica habitual de la temporada para Red Bull: Verstappen en el podio o cerca y su compañero lejos, muy lejos. Verstappen acumuló 9 podios con alguna victoria en la que es su mejor temporada en la Fórmula 1 y Gasly terminó con un cuarto como mejor puesto de la temporada... al menos con Red Bull.

Y es que el francés no pudo terminar la temporada con Red Bull, ya que fue bajado del monoplaza para que Alexander Albon subiese desde Toro Rosso, en su temporada de debut en la Fórmula 1. El francés acumuló carreras tan desastrosas como Alemania, Francia o Canadá. Tal desastre era su temporada que Carlos Sainz estuvo amenazando su sexto puesto en la clasificación del Mundial de Pilotos durante toda su estancia en Red Bull. En el Gran Premio de Hungría, Gasly se bajó del Toro Rosso para darle su asiento a Albon.

Alexander Albon no rompió todos los moldes, aunque estuvo a punto de conseguir su primer podio en Brasil en la temporada de su debut. Pero al final, obviando esa carrera dónde terminó fuera de los puntos, por culpa de Hamilton, el tailandés se va con un sexto como peor puesto y un cuarto como mejor puesto. Incluso tuvo opciones de ser el sexto mejor piloto en la última carrera del año, pero era una posibilidad muy remota. Una regularidad en pocas carreras que le ha servido para ser de nuevo piloto de Red Bull en el 2020.

Verstappen y Albon, todavía cuando era piloto de Toro Rosso.

Frente a la inestabilidad del coche de al lado, Verstappen ha representado este año en Red Bull la madurez y la estabilidad. Muchos en el paddock lo señalan como uno de los tres mejores pilotos del año, junto con Carlos Sainz y Lewis Hamilton. El holandés ha finalizado la temporada tercero, superando a los dos Ferrari, lo cual es toda una proeza. Además, el neerlandés se ha llevado tres de las victorias más locas de la temporada.

Max inició su contador de victorias en el 2019 en Austria. Su adelantamiento a Leclerc es una de las maniobras más comentadas del año, pero le significó una victoria muy importante en la casa de su escudería. También se llevó una de las mejores carreras de la década, el Gran Premio de Alemania 2019. Y por último, se llevó otra de las carreras locas del año, el Gran Premio de Brasil 2019, que se convirtió en la carrera con el podio más joven de la historia de la Fórmula 1, con una media de 23 años, 8 meses y 13 días.

Red Bull no ha podido con Mercedes y con Ferrari, y ha finalizado en la tercera posición del Mundial de Constructores. No han cumplido su objetivo, pero por lo menos han estado en el podio de forma habitual.

La anécdota de Red Bull

La anécdota de Red Bull dura menos de lo que tardarás en leer este párrafo. Red Bull no ha sido este año el equipo más rápido en pista y ha roto ¡en tres ocasiones! el récord de la parada más rápida de la historia de la Fórmula 1.

La primera fue en Silverstone, donde Pierre Gasly pudo parar en tan solo 1,91 segundos. Esta parada fue discutida por Williams, que dicen que con Massa tardaron tan solo 1,89 en el Gran Premio de Europa 2016. La disputa fue anulada en Alemania cuando los mecánicos de Verstappen tardaron tan solo 1,88.

Pero ya fue una locura cuando en Brasil, la carrera más loca del año, tardaron tan solo 1,82 segundos en sacar a la pista de nuevo a Verstappen. Todo una genialidad que les corona, les recorona y les mete en los altares como el mejor equipo dentro del pitlane.

El futuro de Red Bull

El año de Red Bull no ha sido malo, pero no ha sido lo esperado. Esperaban estar a la altura de Mercedes y Ferrari, y no solo no lo han estado sino que en momentos puntuales parecían estar más cerca de McLaren que de ellos.

Con la presencia de Red Bull y Honda en entredicho para el 2020, unos malos resultados el año que viene pueden cambiar la historia, y dejarnos sin las dos marcas de cara a la importante temporada del 2021. Aunque Liberty Media no permitiría esto casi seguro.

Los Red Bull comandan una salida de una carrera del 2019.

El objetivo en el 2020 es claro: situarse al lado de Mercedes y Ferrari. Para ello necesitarán mejorar el coche y que el motor Honda entregue más potencia al coche. No van mal, porque el final de año de Red Bull ha sido bueno y se han puesto en una posición más cercana que los dos equipos punteros. Pero todavía les queda.

Retener a Max Verstappen en el 2021 es otro de sus objetivos. Todo parece indicar que habrá baile de pilotos en esa importante temporada (ese baile nos podría devolver a Fernando Alonso a la Fórmula 1). Por lo tanto, el 2020 de Red Bull será clave de cara al 2021, no se pueden relajar ni un momento estas navidades.

Lo mejor y lo peor de Red Bull

? Lo mejor: La madurez de Max Verstappen. El holandés ya es, de pleno derecho, una de las estrellas del deporte.

Max Verstappen, el número 1.

? Lo peor: La ineficacia de los pilotos del asiento del coche 2. Albon lo ha hecho mejor que Gasly, pero aún así es insuficiente para un equipo como Red Bull.

Gasly y Albon, los dos pilotos del coche 2 de Red Bull en el 2019.

¡Buscamos redactores!

¿Te gustaría escribir con nosotros y ser parte de este equipo que cada día va a más? Si quieres más información, pincha aquí.