Tras un inicio de temporada un tanto deprimente, finalmente han podido terminar en 7a posición en el mundial y frecuentando regularmente los puntos.

La pretemporada de Racing Point

La pretemporada del equipo Racing Point la verdad es que no fue muy halagüeña, ya que se presentaron con un monoplaza híbrido entre el de 2019 y la versión de 2018 y eso hizo que no fueran de los equipos que más destacaron. De hecho, tanto en resultados en la tabla de tiempos como en ritmo de carrera eran los que presentaban peor rendimiento exceptuando a la escudería Williams. No parecía que la temporada de Racing Point fuera a ser extremadamente fructífera.

La temporada de Racing Point

Pese a que la pretemporada había sido más bien mediocre, la verdad es que su rendimiento en Australia acabó siendo una grata sorpresa, con Sergio Pérez colándose en la Q3 y Lance Stroll sumando 2 puntos con su 9a posición. Las primeras carreras siguieron la misma tónica y Sergio Pérez logró puntuar tanto en Bahrain como en China como en Azerbaijan. La carrera de Bakú fue el canto del cisne antes de caer en un bache del que les costó salir. Sergio Pérez no volvió a puntuar hasta después del verano y tanto el mexicano como Stroll eran habituales de los lugares de eliminación en la Q1. En Alemania introdujeron un gran paquete de mejoras y este último problema se corrigió en gran parte. En la cita germana Pérez desaprovechó la oportunidad de la lluvia y se estrelló en la segunda vuelta, mientras que Stroll logró su mejor resultado de la temporada y del equipo al finalizar 4º. Tras el parón de verano volvimos a ver la mejor versión de Pérez, empezando por una 6a posición en Spa seguida de una gran remontada en Monza siendo 7º. Después de romper el motor en Singapur siguió con otras dos septimas posiciones en Rusia y México destacando especialmente la segunda delante de sus fans. También consiguió puntuar en Japón y EEUU saliendo des del fondo de la parrilla y, tras un gran premio de Brasil un tanto paupérrimo donde sólo pudo ser 9º en el caos, finalizó la temporada a lo grande volviendo a ser el mejor del resto en Abu Dhabi. Lance Stroll, por contra, no volvió a puntuar en toda la segunda mitad del año quedando en evidencia frente a su compañero de equipo, aunque en alguna carrera como en Monza, hubiera tenido los puntos al alcance de la mano.

La anécdota de Racing Point

Todos sabemos que la temporada de Lance Stroll no ha sido la mejor en términos de rendimiento, ya que incluso en algunos ránkings ha aparecido como el piloto menos valorado de la temporada. Además Lance Stroll puede "presumir" de ser el único piloto que ha probado las protecciones de un circuito a lo largo de esta temporada tanto en entrenamientos como en carrera. En el Circuit de Catalunya tuvo un incidente importante al empotrar su Racing Point contra el muro de la curva 9 en los FP1 y, a posteriori en carrera volvió a toparse con los muros tras colisionar con Lando Norris.

Los conflictos en Racing Point

Pese a que durante los últimos años la dupla Pérez-Ocon nos había deleitado con momentos de alta tensión entre compañeros, con colisiones y broncas al compañero incluidas, este 2019 el equipo Racing Point ha pasado bastante desapercibido a nivel de polémicas. Pese a todo, si que se pueden sacar algunos puntos concretos sobretodo en referencia a Lance Stroll. Si por alguna razón hubo situaciones límite entre Pérez y Ocon fue porque tanto el uno como el otro dieron su máximo a nivel de rendimiento y eso les llevó a luchar tan al límite con todo lo que comportó. Este año si no han tenido ese problema no ha sido por otro motivo que el hecho de que Stroll no ha dado la talla y ha sido vapuleado por Pérez, con lo que seguramente habría pilotos que en ese asiento hubieran puesto en más aprietos al mexicano. Ahora bien, como todos sabemos el máximo accionista de Racing Point es Lawrence Stroll, padre de Lance Stroll, con lo que independientemente de su rendimiento parece que el asiento de Lance Stroll no debería correr riesgo ninguno de momento.

El futuro de Racing Point

El futuro de Racing Point ahora mismo se puede definir como un conjunto de luces y sombras. En cuanto a luces no hay que olvidar la segunda mitad de campaña que ha hecho Sergio Pérez, notablemente mejor que la primera, lo que hace indicar que el rendimiento del coche va al alza. Por otro lado por fin el equipo goza de abundancia de recursos económicos, ya que a Lawrence Stroll no le falta el dinero, lo que lleva a la esperanza de que, unido al gran staff técnico que tiene el equipo, puedan construir un coche competitivo. El punto negativo de nuevo lo pone Lance Stroll, que esta temporada no ha igualado ni de lejos el rendimiento de Esteban Ocon en los años anteriores y tendrá que reaccionar si quiere estar a la altura de Sergio Pérez y ser un activo útil para el equipo.

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.