El 2019 de Haas

El equipo americano ha firmado su peor temporada desde que llegó a la Fórmula 1. Han acabado novenos, sólo por delante de los Williams.

La pretemporada de Haas

El equipo americano afrontaba el comienzo de la temporada 2019 con ilusión, ya que habían hecho en 2018 su mejor temporada desde que llegaron a la Fórmula 1 en 2016. Venían de acabar quintos en el mundial de constructores, pese a haber tenido un 2018 con numerosos fallos, consiguieron una buena plaza en el mundial.
Afrontaron una pretemporada con diversos problemas pero aún así pudieron rodar muchas vueltas. Pusieron también el énfasis en entrenar las paradas en boxes, algo que les dio muchos quebraderos de cabeza en la temporada anterior. Además venían con un nuevo patrocinador principal, la marca de bebidas energéticas Rich Energy. Todo auguraba una temporada 2019 igual, o mejor que la anterior.

La temporada de Haas

La temporada no empezaba nada mal para el equipo americano, ya que en la primera carrera parecía que seguían el ritmo de la temporada anterior, ya que en la clasificación del Gran Premio de Australia consiguieron una buena posición. Pero la carrera no fue igual, aunque Magnussen consiguió una buena posición, pero Grosjean tuvo que abandonar.

Pero la temporada iba a ir a peor, ya que la de Australia fue la mejor posición que consiguieron. Tuvieron muchos problemas y, sobre todo Grosjean, tuvo siete abandonos a lo largo de la temporada.

La primera parte de la temporada fue mala, pero no sabrían lo que les esperaba en la segunda, ya que fue incluso peor, sólo puntuaron en singapur. Y no consiguieron un gran botín, obteniendo dos puntos nada más.

Así que el balance de los pilotos ha sido Magnussen acabando en la 16ª posición y Grosjean en la 18ª. Respecto al equipo, han acabado penúltimos, con 26 puntos, la mayoría conseguidos por el danés.

Por lo tanto, los americanos tuvieron la peor temporada desde que empezaron a correr en el 2016.

La anécdota de Haas

Una de las anécdotas que particularmente me llamaron la atención, fue la sanción de Guenther Steiner en el GP de Japón por insultar a un comisario en el GP anterior, en el circuito de Sochi.
Steiner, al hablar por radio con Magnussen al haber conseguido el noveno puesto en carrera dijo que “sería un octavo si no fuera por un estúpido comisario idiota", ya que sancionaron al danés con 5 segundos.
Por lo tanto, fueron 7.500€ de sanción para el jefe de equipo de Haas que tuvo que desembolsar por aquellas palabras. Sin duda, una sanción ejemplar por parte de la FIA.

Los conflictos en Haas

Uno de los conflictos que tuvo que enfrentar fue el final del patrocinio con Rich Energy, que desde el Gran Premio de Italia ya no era parte del coche de Haas. Mucho se ha hablado acerca de esto, ya que ha habido mucha controversia por parte de la marca de bebidas energéticas.
Querían rivalizar con Red Bull, por ser su competidor en ese campo. Pero desde luego no lo han conseguido. De hecho, algunas medios señalan que no se han visto apenas latas por las tiendas y que sólo apetecían por el paddock de Fórmula 1. Llegando a señalar que ha sido una forma de lavar dinero.
Desde luego estos conflictos han afectado al equipo americano, por quedarse sin su patrocinador principal, pero no hay datos en sí de cómo les ha afectado económicamente.
Los pilotos tampoco se han librado de ser protagonistas en este apartado, ya que han tenido varios encuentros en pista, que han derivado en que se pierdan puntos por diversos toques. Como en el Gran Premio de España, donde el Magnussen se tocó con su compañero hasta en dos ocasiones mientras intentaba adelantarlo.
En esa ocasión acabaron la carrera, pero no tuvieron la misma suerte en el GP de Inglaterra, donde se tocaron en la primera vuelta y tuvieron que abandonar.
Sin duda, no ha tenido buen año ni el equipo ni los pilotos, teniendo así varios conflictos como los que he señalado anteriormente.

El futuro de Haas

Desde el equipo americano han decidido mantener la pareja de pilotos que tenían este año. Dando así continuidad a su proyecto, pero con dudas de mantener la viabilidad del equipo, haciendo alusión en varias ocasiones incluso de abandonar la Fórmula 1.
Sin embargo, parece que por lo menos el próximo año los veremos en la pista. Pero les queda mucho trabajo por hacer, tanto en sus pilotos como en el coche. Pasaron de un año a otro de luchar por ser el primero del “resto”; a luchar este año por no ser los últimos de mundial de constructores.
Quizás tienen que hacer cambios a nivel técnico, de personal... no sabemos cómo actuarán.
Esperemos que el próximo año sea mejor que este, que consigan que sus pilotos se calmen al luchar entre ellos y progresen para poder optar a mejores resultados.