El 2019 de Alfa Romeo

Agridulce temporada para Alfa Romeo que no consigue alcanzar los objetivos propuestos en pretemporada. Con un mal Giovinazzi, Raikkonen es quien ha mantenido el equipo en la pelea de la zona media.

La pretemporada de Alfa Romeo

El comienzo de año fue optimista para los de Alfa Romeo. Una pretemporada esperanzadora en comparación con sus rivales más directos, como puede ser el caso de Haas, les valió para ser optimistas de cara a la temporada. Con dos nuevos pilotos en la escudería, muy distintos entre ellos, afrontaban la campaña con un debutante en la categoría y todo un campeón del mundo como Kimi Raikkonen, procedente de Ferrari. Sin embargo, y al finalizar los test de temporada, el propio Kimi afirmaba a los medios que la posición de Alfa Romeo iba a ser un misterio, y que el potencial del C38 iba a ser difícil de encontrar.

La temporada de Alfa Romeo

La temporada de Alfa Romeo ha sido bastante regular en cuanto a resultados. Con el finlandés llevándose el grueso de los puntos y un Giovinazi de rendimiento algo pobre, la firma sueca no conseguía afianzar los objetivos que a priori eran factibles.

Tras unos tests que podrían considerarse prometedores, Alfa Romeo no conseguía despegar en el mundial de escuderías, con un Kimi Raikkonen habitualmente dentro del top 10, pero sin una gran cosecha de puntos que aupase a la marca por encima de sus competidores. Por el contrario, su compañero no consiguió puntuar hasta Gran Bretaña, novena carrera del campeonato, y lo hizo tan solo en décima posición.

La segunda franja del calendario fue algo menos productiva para la escudería, a excepción del GP de Brasil. Giovinazzi continuó sin sumar muchos puntos, dejando definitivamente su casillero en 14, únicamente por delante del Haas de Romain Grosjean y de la desastrosa temporada de ambos Williams.

Por su parte, Kimi Raikkonen también se sumió en un bajón de rendimiento en la segunda parte de la temporada. De ser un regular dentro de los diez primeros clasificados, el finlandés solo entro dentro de los puntos en dos ocasiones, Hungría y Brasil. Sin embargo, el redito conseguido en las primeras carreras le bastaron a Kimi para situarse decimosegundo, justo por detrás de uno de los pilotos revelación de la temporada, Lando Norris, y superando a uno de los Renault, Force India, Toro Rosso y ambos Haas y Williams.

En el cómputo global, Alfa Romeo no ha conseguido cosechar una de sus mejores campañas. Con 57 puntos, se han mantenido lejos de sus expectativas de principios de año, y ha sido uno de los peores equipos de la zona media de la clasificación. Octavos en la clasificación y solo por delante de Haas y Williams aspiran en 2020 dar un paso adelante en cuanto al rendimiento y los resultados.

La anécdota de Alfa Romeo

Uno de los momentos mas curiosos de Alfa Romeo llegó en el GP de Brasil. Tras una temporada discreta de ambos pilotos, el circuito de Interlagos y su final de carrera imprevisible, los dos monoplazas motorizados por Ferrari se quedaron a las puertas de podio con una cuarta y quinta posición. Tal fue la diferencia con el resto de la temporada, que de los 14 puntos que tiene Giovinazzi, 10 (72%) corresponden a dicho GP; y en el caso de Kimi la cifra alcanza un notable 30% del total de su casillero.

Los conflictos en Alfa Romeo

Los rumores en torno a la marca siempre han recaído en el rendimiento del joven italiano. Los escasos resultados de Giovinazi, algo maquillados al final de la campaña llevaron al padock algunos rumores sobre la posible sustitución del debutante por otra joven promesa de la F2, Mick Schumacher. Esto, a priori algo precipitado por la edad del alemán, no fue tan descabellado debido a que ambos pilotos forman parte de la academia de jóvenes pilotos de Ferrari, y si existe algo que gustaría más en Maranello que vestir a un italiano de rojo es volver a ver el apellido Schumacher a manos de un Ferrari.

El futuro de Alfa Romeo

El futuro de Alfa Romeo parece centrase más de cara al cambio de reglamento que en la próxima campaña. Con la alineación de pilotos confirmada para 2020, lo que no está nada asegurado es la presencia de la marca en la temporada 2021. El conflicto reside en que muchas voces importantes dentro de la escudería no habrían visto con buenos ojos la conversión del equipo en una “segunda escudería “o equipo satélite de Ferrari, y apuestan hacia el mismo rumbo que ha tomado McLaren con la motorización Mercedes de cara al futuro.