Kris Meeke se ha visto afectado por la renovación del equipo Toyota Gazoo Racing y por el momento no cuenta con un programa para continuar en el Mundial.

Dice el refrán que "cuando se cierra una puerta se abre una ventana", pero por este cambio de aires parece que se complica para Kris Meeke. El piloto británico ha decidido utilizar las redes sociales para despedirse del equipo Toyota Gazoo Racing, y por el momento del Mundial de Rallyes. La posibilidad de M-Sport Ford ya ha sido descartada y su última oportunidad sería la llegada del equipo PH Sport, volviendo al volante del Citroën C3 WRC.

El Grupo PSA ha sido la casa por excelencia de Kris Meeke a lo largo de su carrera deportiva, que vivió un gran salto gracias al respaldo de Peugeot Reino Unido dentro del IRC. Un programa que le llevó a ganarse la confianza de Mini para pasar al Mundial de Rallyes, donde terminó recalando en el conglomerado francés a través de Citroën Racing, llegando a ser el piloto sobre el que recayó buena parte del desarrollo del Citroën C3 WRC. Pero ha sido, precisamente el adiós de Citroën, lo que le habría cerrado las puertas del Mundial de Rallyes para 2020.

Después de pasar de Citroën a Toyota en 2019, y tras una temporada discreta, Tommi Makkinen ha decidido prescindir de sus servicios y sumado al resto de movimientos, sus opciones de continuar en la categoría máxima estarían prácticamente cerradas. Con un Hyundai abarrotado, un Toyota cerrado y un M-Sport Ford aún por decidir su alineación, pero sin interés en el británico, Meeke se ha despedido a través de las redes sociales:

Ciao por ahora WRC

Gracias Toyota Gazoo Racing

Hora de explorar otras pasiones.

Veamos qué trae 2020

Palabras publicadas por Meeke en Twitter, Facebook e Instagram

Esta situación no sólo complica la carrera deportiva de Kris Meeke, también de pilotos como Andreas Mikkelsen, Craig Breen o Mads Ostberg, y en las últimas horas habría surgido una pequeña esperanza. Algunos rumores apuntan a la posibilidad de que los Citroën C3 WRC se mantengan en el Mundial de Rallyes a través de la estructura PH Sport, uno de los socios del Grupo PSA, dando opciones a un par de pilotos privados, que aporten patrocinadores. Algo similar a lo que se llegó a perfilar con la salida de Volkswagen Motorsport, por aquel entonces con un proyecto impulsado por Nasser Al-Attiyah y el dinero de Qatar.

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.