El equipo RACC Motorsport cerró la temporada de la Beka con la segunda victoria de Sergi Francolí y María Salvó a los mandos del Peugeot 208 VTi R2.

Madrid puso el punto y final a la tercera edición de la Beka Junior R2 de la Real Federación Española de Automovilismo, que llegaba con el título ya decidido. La prueba del RACE recibió a seis unidades del Peugeot 208 VTi dentro de esta iniciativa, liderados por un Pep Bassas ya coronado campeón. Sergi Francolí y María Salvó dominaron la prueba hasta conseguir su segunda corona del año.

La prueba se iniciaba para los junior en la jornada del viernes con cuatro especiales en al norte, con los tramos de La Puebla y El Berrueco. Dos recorridos en Bassas y Francolí reinaron durante las primeras pasadas con un scratchs para cada uno, aunque quien más rédito sacaba de este primer bucle era el oficial del RACC Motorsport, situándose al frente de la general con 11 segundos sobre el ya campeón. Un buen ritmo que logró mantener durante las segundas pasadas para alzarse con dos scratchs más por delante de Gabeiras, Bassas o Delbin García. Primeros kilómetros que dejaban fuera de carrera a Santiago García a primeras de cambios, sufriendo un accidente por el aquaplanning.

La primera etapa se completó con la primera pasada por el Circuito del Jarama, donde Francolí y Salvó continuaron confirmando su dominio en tierras madrileñas, marcando el mejor tiempo con seis segundos sobre Bassas y catorce con Palomo. De esta forma el piloto catalán atesoraba casi medio minuto de ventaja al término del día, con Bassas y Gabeiras cerrando las posiciones de podio.

El sábado la acción se centró en el Jarama y los avalados por el RACC estaban en racha, copando los tres scratchs. Sergi Francolí arrancó la jornada tal y como la terminó el día anterior, dominando la tabla de tiempos en la última pasada al 100% sobre el asfalto; mientras que Bassas y Muñoz hicieron lo propio con la llegada del terreno mixto, en los dos sentidos del trazado madrileño. Durante este segundo día García se reincorporó a la competición, aunque se produjeron dos abandonos más por avería: Iago Gabeiras y Delbin García. El Jarama causó muchos estragos a las monturas más pequeñas, entre ellas los R2.

Cuatro para Pep Bassas y dos para Sergi Francolí, la Beka Junior R2 cierra se segunda edición con dominio de los pilotos catalanes, ambos salidos del VolantRACC. Resultados que llevarán al piloto de GC Motorsport a un programa internacional la próxima campaña con el apoyo de la Real Federación Española de Automovilismo, que aún no ha confirmado si será en el Europeo o en el Mundial.

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.