Gasly, un descenso para el ascenso

El piloto francés logró hace unos días en Brasil lo que es su primer podio en Fórmula Uno con su actual equipo, Toro Rosso.

Gran Premio de Brasil 2019, los que seguisteis la carrera seguro que os emocionasteis por todo lo que pasó. Sobre todo en el tramo final de la carrera. La rotura de motor de Bottas desencadenó una serie de acontecimientos que llevaron a tener un final de infarto. Un final que provocó un podio un tanto inusual y diferente. Resolviéndose finalmente en los despachos.

Todos estábamos expectantes con lo que ocurriría con Hamilton tras el toque con Albon. La sanción que tendría y cómo quedaría finalmente el tercer puesto.

Pero hoy voy a centrarme en Gasly. Sí, en Pierre Gasly. El piloto francés estaba haciendo una gran carrera, demostrando un gran ritmo con el Toro Rosso. Y estaba ahí en el mejor momento, el momento crucial de la carrera. El momento que lo llevaría a la gloria. El momento de subirse a su primer podio.

Pero el francés no ha tenido una temporada fácil. Empezaría con gran pie, pues, después de la marcha de Ricciardo de Red Bull, confirmaron a Gasly como segundo piloto de la primera escudería de las bebidas energéticas.

Gran salto, sin duda. Pero a medida que avanzaba la temporada, iba teniendo unas actuaciones discretas, si se comparan con las de su compañero de equipo. Siendo su mejor puesto un 4º lugar, que repitió en dos ocasiones.

Todo esto, llevó a la directiva de Red Bull a decidir que para el Gran Premio de Bélgica "descenderían" a Pierre al segundo equipo, a Toro Rosso. Volviendo así al sitio donde estuvo el año anterior.

Y desde que volvió a Toro Rosso, ha estado permanentemente en los puntos, siendo un piloto fuerte y constante. Parecía que el cambiar de puesto le hubiera motivado, o, más bien, quitado la presión de estar en un equipo "top".

Y esto es precisamente lo que le ha ayudado a conseguir su "ascenso", como comento en el título del artículo. Tuvo que bajar al segundo equipo, coger impulso y llegar Brasil, con todo lo que pasó, pero con una pelea en la última vuelta, en la última curva, con el mismísimo Lewis Hamilton, seis veces campeón del mundo, para poder lograr lo que muchos pilotos desean y jamás consiguen en este deporte: subir al podio.

No sabremos si será el último, tampoco si volverá a subirse a un coche mejor que el que tiene. Pero sin duda, lo recordará como una gran hazaña. Este Gran Premio de Brasil 2019 quedará grabado para siempre en su memoria.