El Grupo PSA ha decidido cancelar su programa deportivo dentro del Campeonato del Mundo de Rallyes tras tres aciagas temporadas con el C3 WRC.

Las malas noticias se confirman para el Campeonato del Mundo de Rallyes, ¡Citroën se va! Durante las últimas semanas han sido muchos los rumores que han apuntado a la salida de la firma francesa del certamen y hoy el Grupo PSA así lo ha confirmado, dejando la categoría máxima con sólo tres firmas de cara al 2020: Hyundai, Toyota y M-Sport Ford. Este anuncio acerca la llegada de Sebastien Ogier y Julein Ingrassia a Toyota, otro de los movimientos que ha acaparado la información desde el RallyRACC.

Ocho campeonatos de marcas, nueve de pilotos o la mayor hegemonía del certamen son algunos de los números de Citroën Racing en el Mundial de Rallyes, del que hoy se despide. La estrategia de la marca con la reglamentación implementada en 2017 no ha funcionado tal y como esperaban y, sumado a los planes más ecológicos que van a tomar, el departamento de competición del Grupo PSA ha optado por apartarse de los rallyes, por lo menos de forma oficial.

En 2016 optaban por apartarse del campeonato de manera parcial para centrarse en el desarrollo del Citroën C3 WRC, que debutaba en el Rallye de MonteCarlo con un mal resultado: abandono de Meeke y novena posición de Lefebvre. Un año en el que, a pesar de los múltiples abandonos, aún conseguían dos victorias en México y España que no fueron capaces de apartarles del farolillo rojo en el Campeonato de Marcas, posición que han ocupado en los dos años siguientes. Un programa en el que faltó un mayor apoyo desde la casa, ya que han sido contadas las ocasiones en las que ha estado en igualdad de unidades en carreras con sus máximos rivales.

Sebastien Ogier, el salvador que poco pudo hacer

Con dos años bastante malos a sus espaldas, Citroën Racing optaba en 2019 por dar un golpe encima de la mesa y se hacía con los servicios de Sebastien Ogier y Julien Ingrassia, los bicampeones con el equipo M-Sport. Un fichaje que no venía sólo, Red Bull se mantenía fiel a la dupla francesa y desembarcaba en la carrocería de los Citroën C3 WRC, como principal patrocinador; mientras que Esapekka Lappi daba el salto desde Toyota con la segunda unidad del C3.

Dos pilotos que no han podido levantar los resultados para Citroën, que ha visto como Toyota le arrebataba el Campeonato de Pilotos y Hyundai el de Marcas. Tanak, Neuville y Ogier han mantenido una digna pugna durante todo el año, pero la supremacía del estonio y del Yaris se ha terminado imponiendo. E incluso la cancelación del Rally de Australia no les dio la oportunidad de pelear por el subcampeonato, que queda en manos de Thierry Neuville. Y en el apartado de marcas, la gran apuesta de Hyundai con una de las alineaciones más competitivas del campeonato les ha terminado dando su primer título mundial.

PSA apuesta por la competición eléctrica

El final del programa en el Mundial de Rallyes no supone la salida del grupo automovilístico de las carreras, en las que pasará a centrarse en el desarrollo de la parte eléctrica. El Grupo PSA lleva varias temporadas compitiendo en la Fórmula E bajo la firma DS Automóviles y esta misma semana han anunciado su llegada al Mundial de Resistencia con Peugeot Sport, que desarrollará un prototipo híbrido que les ayudará a crear un sistema que luego trasladarán a sus modelos de calle.

En lo que respecta a Citroën Racing, su papel en los rallyes se limitará al departamento de Carreras Cliente. El Citroën C3 R5 es uno de los modelos R5 de última hornada y en países como España o Portugal han demostrado tener un gran ritmo para pelear por los campeonatos nacionales, aunque la salida del Mundial limitará su desarrollo.

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.