Recientemente el diario sensacionalista "the Sun" publicó, aprovechando el sexto título de Hamilton, la lista de los 10 mejores pilotos de todos los tiempos. Curiosamente y sin que sirva de precedente, coincidí al 100% con los pilotos elegidos aunque no comparto el orden en que este periódico los ordenó. Si os apetece podéis ver cual sería para mi, el orden real de esta lista.

N° 1: JUAN MANUEL FANGIO

Mantenerse vivo en aquellos años ya puede ser considerado el mayor logro y un indicativo de la destreza y sensibilidad de este argentino. Fangio fue capaz de vencer con 4 constructores distintos, sólo repetiría título con Maserati, la demostración que dio en el circuito de Nurbrürgring en 1956 será recordada como una de las gestas más impresionantes en la historia de la Fórmula 1, por cierto: recordadme que algún día haga un artículo sobre esa carrera sin duda,os sorprenderá

N° 2: AYRTON SENNA

Una leyenda agigantada por su trágico final, nunca sabremos si hubiera sido capaz de imponerse a la savia nueva de los 90 encabezada por Schumacher y Häkkinen pero... a quién sí lo hizo, fue a una de las generaciones de pilotos más brillante en la historia de la F1: Prost, Piquet y Mansell. En su “debe”: un exceso de codicia, ya que dejó en bancarrota a dos equipos tras su marcha, y la confianza en sus habilidades al volante que le impedían hacer evolucionar sus vehículos como debiera.

N° 3: ALAIN PROST

Quizá un punto por debajo del brasileño Senna en términos de velocidad pura, es decir en entrenos pero en carrera brillaba a su mismo nivel. Prost, como tantas veces se dice, no solo era mejor gestor si no que era tan rápido como el brasileño. Sólo la fragilidad de su Renault Turbo le impidió hacerse con el título en 1982 y 1983 y apenas medio punto le separó del de 1984. Su lucha interna contra Senna sobre todo los incidentes de 1988 y 1989 minaron un tanto injustamente su imagen pública pero aún así ha sido el piloto que más dudas me ha generado a la hora de establecer el orden de mi lista, pues no ocupa el segundo lugar en mi corazón por muy pero que muy poco.

N° 4: LEWIS HAMILTON

Veloz muy veloz: desde el principio demostró que no se amilanaba ante nada ni ante nadie y fue capaz de echarle carreras al mismísimo Fernando Alonso. Su título en Mclaren fue más fruto de los errores y falta de pericia de sus rivales que de sus méritos y tras él entró en una fase en la que hasta Jenson Button fue capaz de ponerle contra las cuerdas. Se arriesgó y tomó la mejor decisión al irse a un equipo al que ni Schumacher había podido convertir en ganador. Su perfecto binomio con Mercedes se ha convertido en el mejor piloto del siglo XXI y de momento no tiene visos que nadie le vaya a quitar ese honor, al menos a corto plazo.

N° 5: JACKIE STEWART

El epítome del piloto moderno: el primero en convertirse en marca y ver las posibilidades comerciales que ofrecía este deporte. Fue el primero además en preocuparse por la seguridad, el primero en ligarse a una marca. Fue durante años imagen de Ford y el primero en decir no ¡a Enzo Ferrari! tras haber llegado a un preacuerdo con el propio “commendatore” tras no gustarle la forma de actuar de los de Maranello. Además ha sido el único de esta lista en montar su propia escudería desde cero y lo mejor: vencer con ella (lo de Prost con Ligier lo dejamos para otra día ¿de acuerdo?).

N° 6: MICHAEL SCHUMACHER

7 títulos, de acuerdo, pero siempre he pensado: ¿qué hubiera sido de Schumacher de haber tenido otros compañeros de equipo, de no haber contado con presupuestos ilimitados y sobre todo de una cierta laxitud a la hora de valorar algunos de sus comportamientos en pista? Lo de Australia con Hill en 1994 es directamente de juzgado de guardia. Schumi tenía velocidad y una capacidad de trabajo sólo comparable a su nefasto modo de desenvolverse en pista, sobre todo cuando las cosas no iban tal y como él las había planeado.

N° 7: FERNANDO ALONSO

Estar en el momento justo en el lugar inapropiado podría ser el lema del escudo de armas de Fernando Alonso. Sin duda, uno de los más brillantes volantistas de todos los tiempos. Siempre por encima de su vehículo, solo había que ver qué hacían sus compañeros con el mismo material. Alonso sin embargo no tuvo suerte a la hora de gestionar su carrera pero fue capaz de derrotar en pista a un 7 veces campeón del mundo invencible hasta aquel entonces y sobre todo de poner de moda la Fórmula 1 en nuestro país.

N° 8: JIM CLARK

Excelente piloto, sus estadísticas así lo demuestran y probablemente sus éxitos hubieran sido mayores de no ser por aquel fatídico 7 de abril de 1968 en el recordado circuito de Hockenheim. La relación con Colin Chapman mitificó aún más a este escocés, rápido como el que más y que nadie sabe a donde hubiera llegado sin embargo, Dan Gurney demostró ser tan rápido como él y su condición de americano le privó de contar con la devoción profesada por la prensa británica.

N° 9: NIKI LAUDA

Siempre será más recordado por su brutal accidente en Nurburgring que por sus tres campeonatos o por haber sido el primer piloto en ganar el millón de dólares por temporada. Brillante en la puesta a punto pero también rápido como un demonio sin olvidarnos que además fue el piloto de uno de los coches más locos de todos los tiempos... el famoso “Aspirador” de Brabham.

N° 10: STIRLING MOSS

Un gentleman capaz de sacrificar su propio título de campeón del mundo por pedir que le devolvieran a su rival, el piloto de Ferrari Hawthorn, los puntos que le quitaron en el GP de Portugal se merece estar en cualquier lista sí o sí. Continúa siendo el piloto que más carreras ha ganado sin tener ningún título pero es que además fue el precursor del sistema de notas empleado en la actualidad en los rallyes.

Y a vosotros que os parece ¿falta alguien? ¿pensáis que este orden es el más acertado? Animaos y dejadme vuestras impresiones.

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.