Antes de que el GP de EEUU se empezará a disputar en Austin en el 2012 se ha celebrado en diferentes circuitos, de entre ellos el de Indianápolis, donde en 2002 vimos un final de carrera muy curioso.

2002 USA Grand Prix - Race Indianapolis, USA, 29th September 2002 World Copyright: Steve Etherington/LAT ref: Digital Image Only

Tal como sucede actualmente, al principio de la era de los 2000, el Gran Premio de los Estados Unidos se celebraba a finales de temporada y depende del año podía tener un papel clave en la resolución del título. No fue el caso en la temporada 2002, donde Ferrari había arrasado sin compasión y Michael Schumacher era ya campeón desde el Gran Premio de Francia.

Sí que estaba en juego el subcampeonato, donde Rubens Barrichello, que tuvo una primera parte de la temporada llena de contratiempos, pese a realizar actuaciones muy meritorias en varios GPs, se jugaba tal honor frente a Juan Pablo Montoya, David Coulthard y Ralf Schumacher.

Pese a un accidente bastante importante del piloto brasileño el viernes (chocó en la curva 13 del circuito, la misma en la que Ralf Schumacher se rompió varias vertebras dos años después) Ferrari logró copar la primera línea de la parrilla, con Schumacher en pole seguido de Barrichello. Detrás salían Coulthard, Montoya y Ralf Schumacher por este orden.

La carrera ya de por sí fue un tanto peculiar. No fue una carrera con acción constante, ya que los Ferrari se escaparon en solitario en las primeras vueltas, pero tuvo sus momentos: Juan Pablo Montoya y Ralf Schumacher se tocaron en la vuelta 2, dañando sus monoplazas y perdiendo ambos posiciones (sobre todo el alemán, que finalizó último y doblado), Kimi Raikkonen cumplía con la fama que tenía en aquella época de piloto rompemotores y tenía que abandonar al romper el propulsor, Pedro de la Rosa se caía a una acequia que había en un vial tras abandonar...

Ahora bien, por lo que se recuerda esa carrera es porque, tras una carrera sin mayores sobresaltos para Schumacher en la que tuvo a raya a Barrichello toda la carrera, finalmente el alemán intentó batir otro record más que era el de conseguir con su compañero Rubens la llegada más ajustada de la historia. Al decelerar Michael, Rubens se quedó un tanto perplejo sin saber que hacer, aunque finalmente cruzaron la meta casi a la par.

Cual fue la sorpresa que, tras observar a cámara lenta la llegada, se llegó a la conclusión de que el vencedor no había sido Schumacher sino Barrichello, que cruzó la línea de meta por delante del alemán por 0.011seg, es decir, 11 escasas milésimas. Finalmente no se llego a batir el record de final más igualado que sigue estando en posesión del GP de Italia de 1971 en que Peter Gethin aventajó a Ronnie Peterson por 10 milésimas.

Podio final del GP. Barrichello venció frente a Schumacher y Coulthard.

Obviamente el primer sorprendido por la situación fue el propio Michael, que en lo último que pensaba antes de hacer la maniobra era en una victoria de "Rubinho", pero tampoco hubo grandes polémicas al respecto ya que Schumacher ya tenía el campeonato más que ganado y Ferrari de esa manera aseguraba el subcampeonato de Barrichello. Además, le devolvían el favor al brasileño tras la bochornosa "performance" que realizó la Scuderia en el GP de Austria de ese mismo año en que le pidieron a Rubens que dejara pasar a Schumacher aunque el alemán tuviera ya una gran ventaja en el campeonato en aquel momento.

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.