Tenían todo de cara para dominar en Sochi, pero finalmente un cúmulo de circunstancias hizo que una carrera que tenía todos los números para acabar en un doblete de Ferrari, acabara en un doblete de Mercedes.

PARTE 1: LA CLASIFICACIÓN

Para entender como se fraguó el desastre de Ferrari, es necesario ir por partes. Ya en los entrenamientos libres se pudo ver que, mientras Charles Leclerc tenía un gran ritmo tanto a una vuelta como en tandas largas, Sebastian Vettel sufría para mantener el ritmo del monegasco y cometía varios errores de conducción que no nos permitían ver su verdadero potencial.

Esta tónica se repitió al dedillo en la sesión de clasificación. Mientras Charles Leclerc seguía mostrándose muy fuerte y conseguía la Pole Position por 4 décimas sobre Lewis Hamilton, Sebastian Vettel volvía a fallar en su última vuelta y se quedaba a más de medio segundo de su compañero, siendo además superado por Lewis Hamilton con un Mercedes que, al menos en el trazado ruso, se mostró inferior en lo referente a rendimiento respecto a los monoplazas de Maranello. De esta manera Ferrari no conseguía copar la primera fila de la parrilla y, sabedores de lo que el rebufo puede ayudar en los primeros metros de la salida de Sochi (hay más de 800m entre la salida y la 1a curva), no las tenían todas consigo de que pudieran mantener la primera posición al final de la primera vuelta.

PARTE 2: LA SALIDA

Al ser consciente el equipo Ferrari de que, al tener a Hamilton intercalado entre sus dos monoplazas, podía ser que perdieran la 1a posición en la salida, idearon un plan para que eso no sucediera: Charles Leclerc le daría su rebufo expresamente a Sebastian Vettel para que éste pudiera superar a Hamilton y a el propio Leclerc en la salida y así tener un 1-2 de Ferrari. A posteriori, Vettel le devolvería de nuevo la posición una vez la carrera estuviera ya estabilizada. El plan se desarrolló a la perfección, con tanto Charles como Sebastian saliendo excelentemente, cogiendo Sebastian el rebufo de Leclerc y superándolo por el interior para coger el liderato de la carrera. Parecía que la misión estaba cumplida y el doblete para Ferrari, en su bolsillo.

PARTE 3: LOS MENSAJES DE RADIO

Pero, como ya todos sabemos, no todo fue tan bonito para Ferrari. En la primera vuelta salió el Safety Car debido al accidente de Grosjean y la carrera estuvo neutralizada durante las primeras 3 vueltas.

Ya en la primera vuelta, Leclerc, seguramente para asegurarse que se le devolvería la posición, lanzó el siguiente mensaje:

LEC: A ver, solo para que yo lo entienda, ¿todo va según lo planeado, no?

MAR (Xavi Marcos, ingeniero de pista de Leclerc): Si, todo está bien, en breves vuelvo contigo.

Una vuelta más tarde aún bajo período de Safety Car, Xavi Marcos vuelve a abrir radio con Leclerc:

MAR: Charles, el intercambio de posiciones se hará más adelante con la carrera estabilizada.

LEC: Si si, no hay problema, lo entiendo.

Ahora bien, Leclerc tampoco esperó pacientemente durante mucho tiempo ya que, justo una vuelta después de que el Safety Car se marchara volvía a abrir canal de radio:

LEC: La distancia que tenemos ahora ya está bien.

Con estas, Ferrari decidió que la decisión más diplomática era dejar pasar a Leclerc de forma inmediata:

MAR: Sebastian te dejará pasar en la próxima vuelta.

Lo curioso del asunto es que se le afirmó a Leclerc que Vettel le dejaría pasar sin que previamente hubieran abierto radio con el piloto alemán, cosa que se hizo a posteriori de que Xavi Marcos le diera este último mensaje a Leclerc.

ADA (Riccardo Adami, ingeniero de pista de Vettel): Deja pasar a Charles, Hamilton está a más de 3 segundos.

A lo que Vettel, que no hay que olvidarlo, estaba rodando más rápido que Leclerc, respondió:

VET: Lo hubiera adelantado igualmente en la salida, decidle que espere dos vueltas más y que se acerque más a mi coche, ya que de lo contrario voy a perder mucho tiempo.

Una vez aquí lo que pasó fue que Ferrari decidió esperar, Leclerc tenía dificultades para seguir a Vettel (se habla del perjuicio que supone rodar en aire sucio, pero hay que recordar también que Leclerc fue capaz de rodar tras Bottas sin ningún problema en la parte final de la carrera) y acordaron que la forma menos dañina para hacer el intercambio de posiciones molestando lo más mínimo possible a la carrera de Charles y Sebastian sería a través de un 'undercut' en el momento de realizar las paradas en boxes.

PARTE 4: LAS PARADAS EN BOXES Y LA AVERÍA DE VETTEL

Después de la batalla dialéctica de las primeras vueltas, lo que sucedió fue que Vettel se escapaba poco a poco de Leclerc y cada vuelta rápida del monegasco era respondida por una del alemán. Al mismo tiempo, ambos se destacaban de Lewis Hamilton, que en aquel momento era el 3r clasificado. Cuando llegó el momento de las paradas, Ferrari decidió parar a Leclerc en la vuelta 22 mientras que a Vettel lo dejaron en pista hasta la 26, una vez que Leclerc ya había reducido la distancia hasta el punto que, tras la parada de Vettel, el monegasco pudo salir por delante.

Con lo que no contaba Ferrari es que, tras las paradas, el motor de Vettel fallara y tuviera que dejar el monoplaza en una zona comprometida, siendo necesaria la aparición del Virtual Safety Car (VSC) para retirar el coche. Los Mercedes aprovecharon la neutralización para realizar la parada y Hamilton pudo salir de boxes por delante de Leclerc.

Leclerc aprovechó un Safety Car posterior para cambiar al compuesto más blando, ya que llevaba ruedas más viejas y más duras que las de Hamilton, pero no tuvo el ritmo suficiente para pasar a los Mercedes (Bottas le había superado en esta segunda parada) y eso supuso que lo que iba a ser un doblete de Ferrari, pasara a ser uno de Mercedes.

CONCLUSIONES

Después de analizar todo lo sucedido a lo largo del Gran Premio, se pueden sacar varias conclusiones al respecto:

1º: Se ha hablado mucho del "affaire" Leclerc-Vettel, pero si lo analizamos en términos de efectos en la carrera, es totalmente insignificante. Es cierto que desde diferentes medios se ha hablado de que si Vettel hubiera dejado pasar a Leclerc de entrada después no hubiera habido todo el lio con el Virtual Safety Car, pero como bien sabemos, este tipo de circunstancias son totalmente aleatorias y nunca sabes cuando pueden suceder. Incluso podía haberse dado el caso de que, con Leclerc líder, hubiera parado también previamente a la vuelta de la averia de Vettel igualmente (no olvidemos que los dos Ferrari llevaban ruedas blandas mientras que los Mercedes llevaban medias) y se hubieran encontrado exactamente justo con el mismo problema en caso que la avería de Vettel, aún yendo 2º, se hubiera producido igualmente.

2º: Lo que verdaderamente hace perder la carrera a Ferrari es la aparición del VSC (Virtual Safety Car). En este caso sí que se le podría recriminar a Vettel el hecho de dejar su coche en una zona insegura, ya que, si tu compañero de equipo va liderando y tú tienes que abandonar, lo último que querrá tu equipo es que provoques una neutralización. Ahora bien, en defensa de "Seb" también cabe decir que, según Ferrari, el piloto alemán corría riesgo de electrocución, con lo cual resulta más entendible que tuviera que aparcar su monoplaza en el primer sitio que encontrara relativamente seguro, aunque no del todo.

Con todo esto, la sensación final que deja el asunto es que Ferrari se encuentra en una situación en la que tienen un gran coche (seguramente ahora mismo el mejor), pero no tienen un líder claro, ya que ahora mismo no saben si seguir a Leclerc o a Vettel, y los ingenieros van improvisando como pollos sin cabeza respecto cualquier situación que se les presenta. Tampoco cabe olvidar que, en tiempos de Schumacher y Barrichello, cuando era necesario acatar ordenes de equipo, se usaban métodos más contundentes con el fin que este último obedeciera a lo mandado, llegando a decir el brasileño más adelante que se produjeron amenazas más allá de su contrato. ¿Ético? Quizá no mucho, pero nadie puede negar que resultó efectivo.

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Te pueden interesar

¿Quieres que te llegue al correo una selección de nuestros mejores artículos y alguna que otra sorpresa? Únete a la lista de correo que más te interese.

Holler Box