El piloto de Ferrari arrebató el mejor tiempo a Carlos Sainz en los últimos instantes de la sesión. No se han podido extraer conclusiones importantes del ritmo de cada escudería.

Tal como indicaban las predicciones meteorológicas, el día amaneció lluvioso en Monza. Aunque al inicio de la sesión de FP1 ya prácticamente había dejado de llover, la pista estaba aún muy mojada, lo que hizo que los equipos tuvieran que optar por usar los compuestos intermedio y de lluvia extrema casi hasta el final de la sesión.

Aparte de ello, los incidentes también fueron una constante a lo largo de la sesión. A lo largo de la hora y media que los monoplazas estuvieron en la pista se pudieron contabilizar un total de 3 banderas rojas, lo que comprometió aún más los ya trastocados planes de las escuderías de cara a esta mañana.

La primera situación de bandera roja la protagonizó Kimi Raikkonen, ya que con apenas un cuarto de hora de sesión disputado, dio gas demasiado pronto al salir de la Parabólica y eso le causó hacer un trompo y terminar contra las protecciones. El coche no estaba excesivamente dañado pero no había forma de sacarlo de allí, haciendo necesaria la interrupción.

Después de que la sesión se volviera a poner en marcha, no tardaríamos de nuevo en ver otra interrupción. Apenas 3 minutos después de que el semáforo se volviera a poner en verde, Sergio Pérez trompeaba en Áscari y también se iba contra el muro. En esta ocasión los daños fueron más cuantiosos, ya que las alas delantera y trasera quedaron totalmente dañadas al igual que la suspensión delantera.

La última bandera roja la provocó Pierre Gasly con su Toro Rosso. El francés entraba pasado en la Variante del Retiffilo y al intentar trazar la curva se le iba el coche de atrás, trompeando y quedándose empanzado en la salchicha disuasoria instalada junto a los pianos de dicha curva. Después de la intervención de los comisarios, Pierre pudo regresar al Pit Lane y continuar la sesión.

Pocas conclusiones a extraer

Ciertamente, no ha sido la sesión más relevante para observar los ritmos de las diferentes escuderías por dos motivos: Por un lado mientras la pista estuvo para neumáticos intermedios entre las interrupciones y que los pilotos eran incapaces de calentar sus ruedas (hecho que era el causante de la mayoría de salidas de pista, por cierto), pocos eran los que se la jugaban a destrozar el monoplaza. Una vez la pista se secó, hubo una gran cantidad de pilotos que utilizaron slicks en los últimos minutos de la sesión. Igualmente tampoco fue relevante debido a que muchos pilotos, o bien cometieron errores, o bien fueron molestados por el tráfico (como Hamilton, que se vio taponado en su última vuelta por Sebastian Vettel). Finalmente Leclerc marcaría el mejor tiempo seguido por los dos pilotos de McLaren y Hamilton, por este orden.

Tabla de tiempos:

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.