El monegasco estrena en Spa su casillero de victorias en Fórmula 1 el día después del fallecimiento de Hubert. Primera victoria de Ferrari de la temporada. Sainz tuvo problemas desde la vuelta de formación y su carrera terminó antes de la vuelta 5.

Día difícil para cualquier piloto de monoplazas. ¿Quién querría correr hoy en Spa después de la tragedia de ayer? La manga de Formula 2 del domingo se suspendió pero no la carrera de Fórmula 1, así que había que salir competir, a pesar de la tristeza que tienen Leclerc y Gasly por la muerte de Anthoine Hubert.

Se apagó el semáforo. Leclerc mantenía la primera posición en la salida. Hamilton ganó a Vettel en Le Source pero Vettel recuperó la posición en la recta de Kemmel. El cuello de botella de la primera curva volvió a darnos un incidente de carrera entre Verstappen y Räikkönen (como en 2016). El neerlandés golpeó a Kimi, dañó al Alfa Romeo, rompió el morro de su Red Bull, perdió la dirección y chocó contra el muro después de Eau Rouge. Norris se puso 5º en la salida aprovechando este incidente y ahí aguantó hasta que en la última vuelta su coche dijo basta.

Sainz perdió potencia en la vuelta de formación, se quedó retrasado en la arrancada porque saltó el sistema anticalado del coche y abandonó antes de la vuelta 5 por fallo mecánico. Segundo abandono de la temporada para Sainz, primero por problema mecánico. Debido a los abandonos de Verstappen y Sainz las primeras 4 vueltas tuvieron que ser bajo régimen de coche de seguridad.

Se relanzó la carrera. Vettel se pasó de frenada intentando adelantar a Leclerc y Bottas atacaba sin éxito a Hamilton. A partir de ahí la carrera fue una procesión durante varias vueltas. Luego vimos cómo Magnussen era adelantado por Stroll, Gasly, Giovinazzi, Albon y Ricciardo. Lentos hoy los coches de Haas, partieron desde zona de puntos y no pudieron puntuar a pesar de las oportunidades que les dejaron Verstappen y Räikkönen tras un incidente. En la vuelta 17 vimos en Les Combes una casi emulación del memorable adelantamiento de Häkkinen a Zonta y Schumacher en el año 2000. Esta vez los protagonistas fueron Pérez, Räikkönen y Gasly. El mexicano y el francés pasaron (uno a cada lado) al finlandés. Como dijo Lobato: "Räikkönen es Zonta hoy".

Llegó el momento de las estrategias. Hamilton intentó hacer overcut a Vettel y Vettel intentó hacer undercut para pasar a Leclerc. El alemán pudo pasar al monegasco, mientras que el británico no pudo pasar a Vettel con el overcut. A pesar de volver a pista 2 segundos detrás de su compañero de equipo, Leclerc iba 2º y lanzado a por Vettel (1º), recortando tiempo vuelta tras vuelta hasta que en la vuelta 26 oímos una comunicación por radio de Ferrari. La escudería roja pidió a Vettel que dejase pasar a Leclerc y en la vuelta 27 le dejó pasar en recta de meta.

Los problemas de Vettel no terminaron ahí porque Hamilton también le recortó terreno y se puso a tiro del alemán en la vuelta 29. Hamilton olió sangre en la vuelta 32, por eso intentó en pasar al alemán en la Bus Stop. No pudo pasarle pero en la vuelta siguiente le pasó en la recta de Kemmel y antes de llegar a Les Combes lograba la segunda posición en carrera. Hoy Vettel no tenía buen ritmo así que, en vistas de su ritmo lento, Ferrari decidió parar a Vettel para minimizar daños. El alemán era 3º y perdió la posición con Bottas, cayendo a la cuarta posición.

En la misma vuelta 32 vimos una situación de morbo: Albon pasando a Gasly, el ascendido contra el relegado. A pesar de eso, Gasly pudo redimirse pasando al Renault de Ricciardo con neumáticos claramente desgastados en la vuelta 40. Otro golpe de un motor a Honda a un motor Renault, eso duele en la fábrica de Viry-Chatillon. Después pudimos ver una repetición a Grosjean sufriendo en la vuelta 41: superado por Ricciardo, Hulkenberg y Stroll. Ricciardo luego sería superado por su compañero y por el piloto canadiense.

Hamilton comía terreno poco a poco a Leclerc y llegó a la vuelta 43 a tan solo 2.2 segundos del monegasco y ya en la vuelta 44 (la última vuelta) se puso a 1.5 segundos. Cualquier error de conducción podía costarle la victoria a Leclerc pero aguantó la presión del pentacampeón.

Mientras el joven piloto de Ferrari intentaba aguantar, apareció una bandera amarilla antes de su paso por el sector 2, lo cual obligaba a ir con precaución y a frenar a todos los pilotos. El motivo de la bandera amarilla fue el abandono de Giovinazzi, que tuvo un fallo de pilotaje y chocó contra el muro.

Leclerc cruzó la meta primero y se encontró con Lando Norris tirado en la misma recta de meta. Otro problema de motor Renault en McLaren, problema que le obligó a abandonar y que estropeó una carrera en la marchaba 5º. El joven piloto británico podría haber sumado 10 puntos muy buenos para McLaren. El podio lo completaron Hamilton (2º) y Bottas (3º).

La zona de puntos (4º-10º) la completaron en este orden: Vettel, Albon, Pérez, Kvyat, Hülkenberg, Gasly y Stroll. Las situaciones de carrera (abandonos, posiciones perdidas) han permitido llegar a zona de puntos a Albon, Kvyat y Stroll; tres pilotos que fueron penalizados con salida desde el fondo de la parrilla.

Primera victoria para Charles Leclerc, victoria que dedica a su amigo Anthoine Hubert. El monegasco se estrena en el mismo circuito en el que otras leyendas como Schumacher o Clark estrenaron su cuenta personal de victorias en Fórmula 1. ¿Será una leyenda de Leclerc? El tiempo lo dirá. Desde luego tiene perfil de piloto campeón.

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.