El equipo italiano todavía no consigue esta temporada 2019 una victoria, sin embargo, su directo competidor por la segunda plaza del mundial de constructores, Red Bull, amenaza con quitársela.

Los de Maranello esperan desesperadamente poder cambiar de rumbo en Bélgica e Italia, dos circuitos en los que la potencia cuenta, y mucho, y así poder aprovechar la ventaja que tiene el SF90 en recta.

Como hemos visto hasta ahora, el Ferrari tiene un déficit en las curvas más lentas en comparación con el líder, Mercedes e, incluso, con el equipo que le pisa los talones, Red Bull. Hemos visto en pistas como Mónaco o Hungría que los coches de Leclerc y Vettel no han mostrado un buen rendimiento.

Si nos paramos a analizar los datos de Mónaco, vemos como el Ferrari estaba a unos 0,8 segundos de Mercedes. Y en Hungría, en términos de ritmo de carrera, con el primer Ferrari de Vettel a más de un minuto del ganador, Lewis Hamilton, lo que da una idea aproximada de lo lejos que puede caer el Ferrari en circuitos de baja velocidad y alta carga aerodinámica.

Los siguientes Grandes Premios, sin embargo, deberían ser adecuados para el SF90, ya que tienen lugar en las rápidas pistas de Spa-Francorchamps y Monza, como explicó el director del equipo, Mattia Binotto.

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Te pueden interesar

¿Quieres que te llegue al correo una selección de nuestros mejores artículos y alguna que otra sorpresa? Únete a la lista de correo que más te interese.

Holler Box