El Shell Helix Rally Estonia reunirá a un centenar de equipos este fin de semana en sus bosques, buena parte de ellos pertenecientes del Mundial de Rallyes.

Ha pasado un mes desde que los equipos del Campeonato del Mundo de Rallyes rodaron por última vez en una prueba oficial, el Rally de Italia. Un largo parón al que aún le queda casi otro mes hasta Finlandia y el Rally de Estonia, un año más, se convertirá en el centro de pruebas de las marcas para la conocida cita del norte de Europa. El estreno del nuevo Fiesta R5 acaparará buena parte de las miradas, con dos unidades en liza.

Este sábado se iniciará este Rally de Estonia, que contará con quince especiales, nueve de ellas celebradas en esta primer día de carrera. Un total de 151 kilómetros en unas condiciones similares a las que se encontrarán los equipos en agosto en Finlandia. Es por ello que esta prueba, a pesar de contar con sólo ocho años de vida, continúa confirmándose como una de las mayores citas del continente a nivel nacional, reuniendo a un importante abanico de participantes.

Las cuatro marcas inscritas en el Mundial, Hyundai, Toyota, Citroën y Ford no han querido perderse esta prueba y enviarán a Estonia cinco unidades de la última generación, siendo Hyundai la más numerosa con dos i20. Ott Tanak será la gran estrella del fin de semana siendo el piloto local, que volverá a ponerse a los mandos del Yaris WRC, los cuales cuentan en este país con un centro de operaciones. Mientras que Elfyn Evans competirá con un Fiesta WRC, Andreas Mikkelsen con un i20 Coupé WRC y Esapekka Lappi con un C3 WRC. Además de estas unidades, Ford contará con dos representantes más en la máxima categoría con unidades privadas: Georg Gross y Markko Märtin.

Buena parte de las miradas estarán puestas en Craig Breen, que se estrenará con Hyundai Motorsport. El piloto irlandés formará parte de la alineación titular de la marca en Finlandia, pero este fin de semana tendrá su primera toma de contacto con el coche en competición, evento para el que la marca ha desempolvado el chasis con el que Thierry Neuville completó parte de la temporada 2017. Breen ya ha completado una jornada de test esta semana con el coche.

Ford no sólo tendrá representación entre los WRC, también tendrá una prueba de fuego dentro la categoría R5. El equipo de Cumbria verá como su nuevo Ford Fiesta R5, basado en la última generación del compacto americano, debuta en competición tras su aparición en Ypres como coche cero. Teemu Suninen se pondrá a los mandos de la unidad oficial y Takamoto Katsuta, piloto del programa de desarrollo de Toyota, debutará con el coche adquirido por el equipo Tommi Mäkinen Racing, y con el que cerrará su programa en el WRC 2.

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Te pueden interesar

¿Quieres que te llegue al correo una selección de nuestros mejores artículos y alguna que otra sorpresa? Únete a la lista de correo que más te interese.

Holler Box