Fallece Niki Lauda a los 70 años de edad

El mítico piloto austríaco, tricampeón del mundo de F1, ha fallecido este lunes como consecuencia de complicaciones en sus riñones. El año pasado fue ingresado por un trasplante de pulmón.

Sobre la una y media de la madrugada comenzaba a saltar el rumor en distintos tabloides y, finalmente, sobre las 3 de la mañana, se confirmaba el trágico desenlace: Niki Lauda, tricampeón mundial de la F1, fallecía el lunes 20 de mayo, como consecuencia de problemas nefrológicos.

La familia así lo comunicaba en un e-mail que mandaba a la prensa: "Con profunda tristeza, anunciamos que nuestro amado Niki murió pacíficamente con su familia este lunes 20 de mayo de 2019. Sus realizaciones únicas como atleta y emprendedor son y permanecerán inolvidables; su incansable entusiasmo por la acción, su franqueza y su coraje permanecen un modelo y una referencia para todos nosotros. Era un marido amoroso y atento, padre y abuelo lejos del público, que sentirá su falta" rezaba el escrito.

El piloto austríaco, que el verano pasado tuvo que someterse a un trasplante de pulmón tras contraer la gripe en Ibiza, se encontraba ingresado en un centro de diálisis, tal y como confirmaba su hermano Florian: “Debido a problemas renales, tuvo que ser trasladado de su centro de rehabilitación a una clínica privada para diálisis”. Finalmente, el expiloto no pudo superar los problemas sufridos y falleció.

Tricampeón del mundo y superviviente del infierno verde

Niki Lauda consiguió tres títulos en F1 (1975, 1977, 1984) a través de 25 victorias, 54 podios, 24 poles y otras tantas vueltas rápidas entre los años 1971 a 1985. Su carrera deportiva se desarrolló entre March, BRM, Ferrari, Brabham y McLaren. Fue en el año 1976, siendo piloto de la escudería italiana, cuando sufría el aparatoso accidente en el antiguo Nurburgring que casi le cuesta la vida. Las secuelas físicas que le quedaron marcaron su rostro el resto de su vida.

Niki Lauda consiguió tres títulos mundiales en su carrera de F1. Las secuelas que sufrió en su accidente de 1976 en Nurburgring le marcaron de por vida.

Lauda se consagró campeón del mundo con Ferrari en los años 1975 y 1977. Sin embargo, las relaciones entre el austríaco y los de Maranello se fueron poco a poco deteriorando y culminaron, ese mismo año, con su marcha de los del cavallino. Tras una pésima temporada en 1979, Lauda decidió retirarse del mundo del motor.

Sin embargo, sus deseos de volver se fraguaron en el año 1982, cuando se incorporó a la escudería de McLaren. Allí, consiguió hacerse con el título en el año 1984 para, un año más tarde, colgar definitivamente los guantes como tricampeón del mundo. La historia de supervivencia y afán de superación de Lauda le convirtieron en uno de los iconos de la F1.

Su rivalidad con James Hunt, historia de la F1

No se puede hablar de Niki Lauda sin acordarse de James Hunt. Cuando el austríaco pilotaba para Ferrari, su máximo rival se encontraba en el box de McLaren. Los distintos caracteres de ambos pilotos (las excentricidades de Hunt eran conocidas más que de sobra por todo el paddock) forjaron una rivalidad de leyenda.

Niki Lauda y James Hunt protagonizaron una dura rivalidad tanto dentro como fuera de la pista. Muchos nostálgicos lo recuerdan como una de las épocas doradas de la F1. En 1976 el británico ganó el campeonato por un punto, pero Lauda ganó la partida a la muerte tras su accidente.

Tanto es así que esta situación fue llevada al cine de la mano del director Ron Howard, en la película Rush. En dicho metraje se cuenta cómo el británico se alzó frente a Lauda con el título de campeón del mundo en el año 1976 por tan sólo un punto de diferencia.

Hoy, a los 70 años, la luz de Niki Lauda se ha apagado. En los últimos años ejerció como consultor no ejecutivo del equipo Mercedes. Su mayor logro fue cuando, en el año 2012, convenció a Lewis Hamilton para que se enrolase en las flechas plateadas. Desde entonces, el británico ha ganado cuatro títulos con los germanos y va camino de un posible quinto entorchado. Descansa en paz, Niki.

Lauda fraguó el fichaje de Hamilton con Mercedes, una unión que ha traído triunfos y victorias a las flechas plateadas. El británico lleva con ellos cuatro títulos y aspira a un quinto.
Comparte este artículo:

¡Buscamos redactores!

¿Te gustaría escribir con nosotros y ser parte de este equipo que cada día va a más? Si quieres más información, pincha aquí.