Eric Camilli continúa su carrera como piloto de desarrollo y esta mañana ha formado parte de las pruebas de M-Sport en Francia, con el nuevo Ford Fiesta R5.

Si hablamos de test parece que estamos obligados a nombrar a Eric Camilli, que esta semana ha vuelto a enfundarse el mono de Ford. El piloto francés ha regresado a la que ha sido su casa durante años para ponerse a los mandos de la mula que M-Sport está probando en Francia, desarrollando el que será el futuro Fiesta R5 basado en la octava generación del popular compacto.

Ha pasado un año desde que Volkswagen Motorsport anunció la llegada de Eric Camilli a sus filas, con el objetivo de desarrollar el Polo GTi R5 con el cual debutó en el RallyRACC de Cataluña. Un intenso año de pruebas que no le separó de M-Sport a pesar de este nuevo rol con la marca germana, llegando incluso a tomar parte en el Tour de Corse este año con el Polo del equipo Bernard Munster Autosport. Y hoy le hemos vuelto a ver luciendo los colores de la estructura de Cumbria en Francia.

Camilli se ha sumado a las pruebas del nuevo Fiesta R5, las cuales inició el finlandés Valtteri Bottas a finales de la semana pasada. Unas primeras tomas de contacto del modelo de M-Sport sobre el asfalto, tras probarlo en la tierra de Portugal a mediados de marzo con sus pilotos del WRC 2 Pro, Greensmith y Pieniazek. Pruebas que no han exentas de sustos y en algunas de las fotografías publicadas por el portal Planetemarcus se ve como está tocada la parte trasera, posiblemente por alguna salida de pista.

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.