A Ferrari se le hace de noche en Bahréin; Mercedes suma un nuevo doblete

Lewis Hamilton pesca el triunfo en la segunda cita de la temporada en un fin de semana que se presentaba negro para sus intereses. El equipo Ferrari se hunde tras dominar con sus dos monoplazas prácticamente toda la carrera. Bottas y Leclerc completan el podio; Sainz abandona tras un toque con Verstappen.

Mercedes pescó en el río revuelto de Bahréin. Amargo final de carrera para un Charles Leclerc dominador desde el inicio y firmar un fin de semana brillante. El monegasco, que logra al menos el primer podio del año para Ferrari y su primer podio en la categoría, se queda con un mal sabor de boca al perder potencia su Ferrari y caer relegado a la tercera posición. El abandono de ambos Renault en los últimos giros de carrera, obligó a la salida del Safety Car, situación que evitó que Verstappen atacara a Leclerc en la pelea por el tercer escalón. Triste final de carrera también para Carlos Sainz, que abandonó tras caer a la zona trasera del grupo al tocarse con Max Verstappen.

Charles Leclerc brilló en la noche de Bahréin. El de Ferrari, sin embargo, perdió la victoria como consecuencia de una pérdida de potencia de su monoplaza. A pesar del esfuerzo, se quedó con la miel en los labios. A Sebastian Vettel también se le hizo de noche en una carrera complicada que se le puso cuesta arriba tras trompear en plena batalla con Hamilton. En el desierto de Sakhir miles de centenares de luces iluminaban el Circuito Internacional de Bahréin en el momento en el que Charles Leclerc, con el horizonte despejado, defendía su primera pole de su trayectoria en la máxima categoría del automovilismo. Sebastian Vettel no quiso dar su brazo a torcer y puso contra las cuerdas al joven recién llegado a la Scuderia. El baile en las posiciones de la parte alta dejaba grandes batallas: Leclerc volvía a meter el coche a Vettel, mientras Bottas y Hamilton intercalaban sus posiciones en las primeras curvas de carrera. La nota negativa volvía a sacudir el lado de Carlos Sainz, que caía a la parte trasera del grupo al tratar de superar a Max Verstappen. El holandés cerraba la puerta en las narices del español, que veía cómo uno de sus neumáticos sufría un pinchazo fruto de un toque entre ambos monoplazas. Por detrás, Grosjean y Stroll se tocaban -cayendo también a la parte de atrás- y Ricciardo y Hülkenberg remontaban hasta las posiciones de puntos y recomponiéndose tras una mala clasificación-al igual que Norris y Magnussen, que cerraban el top diez.

Con los primeros pasos por boxes llegaba un importante cambio en las posiciones de podio: Lewis Hamilton superaba mediante un ‘undercut’ a Sebastian Vettel, que caía al tercer escalón del podio. Importante movimiento de Mercedes para plantar cara a un Ferrari con más ritmo de carrera. Aún así, el alemán se mantuvo muy cerca del cinco veces campeón del mundo en su misión de recuperar el segundo escalón del podio. Entre tanto, el abandono de Romain Grosjean -cuyo rendimiento se vió afectado tras el toque con Stroll- dejaba a Carlos Sainz como el último clasificado de la noche. Por contra, Lando Norris era noveno, lo que se traducía en los primeros puntos para los de Woking.

Mano a mano Hamilton – Vettel. La batalla entre dos de los favoritos para el título se decidió en pista. Fue alrededor de la vuelta 22 cuando el alemán dio caza a su rival. El de Mercedes se vio afectado por la caída en el rendimiento de sus neumáticos traseros y se quedaba relegado a la tercera posición, sin prácticamente opciones de plantar cara a Vettel. Mientras tanto, Vertappen se aseguraba el quinto puesto y Hülkenberg, Norris, Räikkönen, Gasly y Pérez cerraban las posiciones de puntos.

Trompo de Vettel

Lewis Hamilton lo volvió a intentar en el segundo paso por el pit lane buscando un nuevo ‘undercut’ que le diera algo de ventaja. Ferrari, sin embargo, se mantuvo alerta para llamar una vuelta después a Vettel y defenderse de las amenazas de la flecha plateada del pentacampeón del mundo. El drama para Sebastian Vettel llegó cuando se midió cuerpo a cuerpo con Hamilton. Un trompo le causaba grandes daños en los neumáticos, que propiciaban también la rotura del alerón delantero debido a las fuertes vibraciones: nuevo paso por boxes y pérdida de posiciones valiosas. La vuelta rápida lograda por Bottas en Australia hace que el finlandés mantenga el liderato del mundial. McLaren va en serio. El equipo de Woking parece haber superado los fantasmas del pasado. Llueve menos en el lado del equipo británico, que rescata hoy un sexto puesto con el monoplaza de Lando Norris. La segunda cita de la temporada ha dejado tanta emoción como drama. El mundial viaja rumbo a China con las espadas en todo lo alto.

Tabla de resultados