El australiano ha valorado de forma positiva su estreno como piloto de Renault, aunque confiesa que "todavía hay mucho más potencial por extraer". Nico Hülkenberg, que acabó con el mejor tiempo en la primera semana de test, avisa que es a partir de ahora cuando deben "hacer los deberes" para afrontar la segunda semana de pretemporada con mayor solidez.

 

Satisfecho tras la primera semana de pruebas. Así se ha mostrado Daniel Ricciardo tras sus primeras 186 vueltas con el R.S.19. El australiano, que continúa su proceso de aprendizaje de cara a la temporada 2019, se ha mostrado optimista a estas alturas del año. Según explica, cada vez va entendiendo mejor su nuevo monoplaza: "Estoy empezando a sentirme más feliz con el coche y cada vez entiendo mejor mis preferencias con la puesta a punto", explicó una vez acabada una primera semana que calificó como "bastante buena". En estos primeros cuatro días de test, apuntó, "hemos incrementado constantemente nuestra capacidad", sin embargo, reconoce que "no se puede aumentar el máximo durante los test". Las primeras 433 vueltas de Renault en el 2019 (fueron el séptimo equipo en cuanto a kilómetros recorridos) permitieron a los franceses "probar cosas diferentes para conseguir nuevas sensaciones".

Por su parte, Nico Hülkenberg también destacó sus buenas sensaciones a los mandos del R.S.19, del que dice, "es una evolución del coche del año pasado". De momento, agregó, "las pruebas han ido bien. Ha sido una semana buena en general, sin sorpresas ni grandes dramas, sólo pequeñas cosas que el equipo en las que el equipo ha trabajado duro para rectificar". El trabajo final es "positivo" y según explico Hülkenberg, "hemos pasado por muchos trabajos de configuración diferentes para ver cómo reacciona el coche y descubrir más sobre el paquete completo". Ahora espera que el equipo analice todos los datos obtenidos para mejorar en la segunda semana de test, en la que Renault probará nuevas piezas en su monoplaza: "Ahora debemos hacer los deberes para extraer todo. Nos vemos bastante conservadores, habrá que ver dónde estemos cuando aumentemos nuestro potencial", reflexionó.

Nick Chester, director técnico del equipo, reveló que el hecho de haber completado el equivalente a siete distancias de carrera es algo que les deja "muy satisfechos". Aunque también reconoce algunos problemas de fiabilidad en su monoplaza. Lo bueno, dijo, es que todavía tienen margen de maniobra para tratar de solucionarlos: "Encontrarlos en la primera semana de pruebas significa que somos capaces de encontrar soluciones para Melbourne", afirmó. "Ambos pilotos van en la dirección correcta con la puesta a punto y se vuelven más cómodos en el coche. Tanto Ricciardo como Hülkenberg tienen una retroalimentación similar, lo que nos ayuda a avanzar en las áreas que necesitan mejorar. Ha sido una semana muy alentadora, estamos entendiendo bien el paquete general y tenemos la intención de seguir trabajando", expuso.

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.