La ilusión de estrenar juguete nuevo

Algunos equipos han aprovechado la semana de presentaciones para realizar uno de los dos “filming day” permitidos durante el año. En ellos, los pilotos han tenido la oportunidad de tener la primera toma de contacto y sacar las primeras conclusiones de sus nuevos monoplazas.

presentaciones

Como cada temporada, los equipos presentan en sociedad sus monoplazas en los días previos al comienzo de los test invernales en Barcelona. Unos actos donde acompañada de la sonrisa de los pilotos por volver a enfundarse el mono, se respira la ilusión procedente de todas aquellas personas que durante largos meses de trabajo se dejan la piel para poner el mejor coche posible sobre la pista.


Las declaraciones de los pilotos en estos días muestran ilusión y esperanza con su nueva herramienta de trabajo, a la vez que motivación hacia la nueva temporada, hecho que en ocasiones hace que los objetivos marcados en estos actos de presentación no sean siempre los más realistas. Una ilusión más especial si cabe para aquellos que este año cambian de equipo y afrontan nuevos retos. Caso del joven Lance Stroll quién debuta con Racing Point y con el que ha declarado espera puntuar habitualmente e incluso volver a subir al podio. En McLaren, esta ilusión llega por partida doble con Carlos Sainz y Lando Norris, mientras que a Renault la lleva el australiano Daniel Ricciardo, quien espera contribuir satisfactoriamente en la progresión de la escudería francesa. Aunque, sin lugar a dudas, el debut más esperado será el de Charles Leclerc con Ferrari del que muchos esperan que ponga en aprietos desde el primer momento a su compañero Sebastian Vettel.


Este año algunos equipos, caso de Mercedes o Red Bull, han utilizado el día de presentación para realizar uno de los dos “filming day” de los que disponen a lo largo de la temporada. Aunque en estas jornadas el kilometraje es limitado, permiten a equipos y pilotos obtener los primeros datos y sensaciones del monoplaza sobre la pista, para llegar lo mejor preparados posibles a los test de pretemporada en Barcelona.


Mercedes y Red Bull, coincidieron el pasado miércoles en el circuito de Silverstone. Allí, ambos equipos mostraron al mundo las primeras imágenes de sus nuevas “bestias”. En el equipo alemán, tanto Bottas (primero en hacerlo) como Hamilton, tuvieron la oportunidad de subirse por primera vez al W10 con el que buscarán dominar la competición por sexto año consecutivo. "Ha sido una gran primera cita, probablemente una de las mejores que hemos tenido en todos estos años. Es mi séptimo año con el equipo, y la emoción que he tenido hoy ha sido la misma que cuando me subí a un coche de Fórmula 1 por primera vez, lo que es muy raro. No esperaba eso, pero estoy feliz de que así sea.”, señaló Hamilton tras bajarse del monoplaza. El británico quiso compartir con sus fans a través de las redes sociales lo que sintió en su primera vuelta a bordo del W10.

En Red Bull, fue el joven Max Verstappen el encargado de hacer los primeros kilómetros al RB15 mostrándose satisfecho con el resultado "Estaba muy emocionado por subirme al coche y tan pronto como nos pusimos en marcha se sintió bastante normal. Se sintió bien y no tuvimos problemas. Es muy importante tener un día como este, antes de ir a los test oficiales. Se obtiene una primera impresión y se ve si hay algún pequeño problema con el coche o el motor. Hasta ahora, todo bien."