Nico Rosberg: "Hice bien en dejar la F1. No soy un temerario"

El ex piloto de Fórmula 1 y último campeón del mundo alemán, Nico Rosberg, asegura que tomó la decisión acertada cuando decidió abandonar el 'Gran Circo'

rosberg-world-champion

Ya ha llovido mucho desde Nico Rosberg se proclamase Campeón del Mundo de F1 en 2016 y anunciase pocas horas después su retirada de las carreras. Rosberg quiso poner el punto y final a su trayectoria con un título mundial, y lo consiguió.

Aún así, el último campeón del mundo alemán asegura no arrepentirse ni lo más mínimo de haber tomado la decisión de bajarse para siempre del monoplaza. Bien es cierto (como es lógico) que las dudas le rondasen la cabeza y que no sabía cómo reaccionaría a su retirada deportiva. No obstante, el piloto ha ido encontrando nuevos retos más allá del volante de su Mercedes, sobre todo su unión a la familia.

"No soy un temerario"

Nico Rosberg, aún retirándose retirada con el campeonato en la mano y en lo más alto de su carrera no se salvó de las críticas. Por ello, en unas declaraciones, confiesa que entre otros motivos decidió dejarlo porque pasaba miedo en algunos momentos.

“No echo de menos la Fórmula 1, y para mí es algo significativo. cuando que decidí dejarla, no sabía cómo me iba a sentir después de dos, tres meses o un año. Afortunadamente, tuve a mi familia y encontré otras pasiones y caminos para seguir, así que fue la mejor decisión. Tengo que confesar que algunas veces, viendo los circuitos, pienso que es bueno que ya no compita. Por ejemplo en Bakú se alcanzan los 360km/h entre muros. Sí, había momentos en los que tenía miedo, porque, a diferencia de otros pilotos, yo no soy un temerario”, asegura.

Nico, ahora, llevando a cabo otros proyectos, asegura que el mayor de sus temores sería que sus hijos decidiesen pilotar algún día. Solo el futuro nos dirá si contaremos con la tercera generación de Rosberg en la parrilla.