El Dr. Marko cree que Alonso "pasó de Red Bull"

El piloto asturiano tanteó varias veces incorporarse como piloto a la escudería de la bebida energética. Pese a negarlo durante años, Marko admite lo que todo el mundo sabía: se intentó contratar a Alonso.

El año 2007 Fernando Alonso aspiraba a ganar su tercer título mundial de F1. Tras los obtenidos con Renault en 2005 y 2006, el asturiano se incorporaba a McLaren para seguir los pasos de su ídolo Ayrton Senna. Sin embargo, la historia no fue como nadie esperaba y, tras un caso de espionaje entre los británicos y Ferrari, el cual acabó con la descalificación de los de Woking del mundial de constructores, y las batallas internas con Lewis Hamilton y Ron Dennis, el español tomó la determinación de abandonar a final de año su nuevo equipo.

Con 26 años en ese momento y, en un momento de forma envidiable, muchos deseaban con incorporar al astur entre sus filas, y es ahí donde ahora el Dr. Helmut Marko, asesor de Red Bull Racing, ha reconocido que se produjo el primero de varios intentos por ficharle:

"Eran muy exigentes, no tanto sobre lo que se debía cobrar sino el desempeño y relación de las relaciones públicas, merchandising y libertades" admite el austríaco.

"Les dijimos que nos enviaran un borrador de contrato en el plazo de una semana. Pasaron dos y no recibimos nada y, a la tercera semana, le dije a Luis García Abad que gracias, pero que no íbamos a firmar".

Durante años la prensa y, el propio Alonso, han dado a conocer al mundo que varias veces se intentó la incorporación de éste a la escudería de Red Bull, algo que desde Austria siempre han desmentido. La última vez, a finales de 2018 para conseguir su llegada en este 2019 tras la marcha de Daniel Ricciardo a Renault. Sin embargo, esta es la primera ocasión que Red Bull admite esos intentos de fichar al bicampeón.

Red Bull terminó la temporada 2007 en quinta posición, tras sumar 24 puntos de la mano de Mark Webber y David Coulthard. El español retornó durante dos temporadas a Renault para, en el año 2010, incorporarse a Ferrari. Alonso vio más potencial en el corto plazo en el equipo de Maranello y prefirió esperar para marchar a Italia. En 2009 los de Graz comenzaron a ganar carreras para, de 2010 a 2013, alzarse con cuatro títulos consecutivos de pilotos y constructores.