Ford, Subaru y BMW han sido las marcas escogidas por los equipos del Mundial de Rallyes para reconocer los tramos del certamen.

El Campeonato del Mundo de Rallyes arrancará esta semana una nueva temporada con la celebración del Rallye de MonteCarlo. Una cita en la que los participantes ya están dando sus primeros pasos con la celebración de los reconocimientos, que se están llevando a cabo con modelos de calle. De las cuatro marcas, sólo M-Sport utilizará la misma marca para correr que para reconocer.

Gracias a su acuerdo con Ford y siguiendo los planes de la pasada temporada, los participantes del equipo M-Sport contará con unidades del Focus RS para tener su primera toma de contacto con los tramos. Este modelo fue lanzado a finales de los noventa y tanto Suninen como Evans, al igual que Tidemand ocasionalmente, se pondrán a los mandos de la tercera generación del compacto americano, que entre otras características cuenta con tracción total y 350 CV. Además Gus Greesmith, piloto del WRC 2 Pro con M-Sport, también reconocerá los tramos con este modelo.

Hyundai Motorsport se mantendrá fiel a las unidades utilizados desde su regreso en 2013 y apostarán por los BMW Serie 1, en su versión xDrive de tracción total. Un decisión que se tuvo que llevar a cabo por la ausencia de modelos 4x4 de la firma coreana, y que llegó con un acuerdo con los de Munich para utilizar sus coches en los reconocimientos.

Mientras que Citroën Racing y Toyota Gazoo Racing compartirán modelo, contando con unidades de Subaru. En concreto, Ogier, Tanak, Lappi, Latvala y Meeke se pondrán a los mandos de los Impreza WRX STi de 2014, que cuentan con un motor bóxer de cuatro cilindros capaz de desarrollar 300 CV y un par máximo de 407 Nm. Como no podía ser de otra forma, cuentan contracción total. Mientras que Yoann Bonato, piloto de Citroën en la categoría WRC 2 Pro, se encuentra en MonteCarlo con un Mitsubishi Evo X.

Todos los coches mantienen la mecánica de serie, aunque el interior ha sido modificado con backets y jaulas de seguridad. Además Hyundai y Citroën también ha cambiado el volante de los Serie 1 e Impreza (montando volantes desplazados), mientras que Toyota mantiene el aro de serie y en Ford sólo Evans equipa un Sparco similar al del Fiesta WRC. También hay cambios en el cuadro de mandos y todos montan los GPS de la FIA para controlar la velocidad de estos coches en carreras que, recordamos, están abiertas al tráfico.

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Te pueden interesar

¿Quieres que te llegue al correo una selección de nuestros mejores artículos y alguna que otra sorpresa? Únete a la lista de correo que más te interese.

Holler Box