Cristian García regresó a los tramos este fin de semana y espera poder estar de vuelta en el apartado nacional en 2019, dentro del nuevo certamen de la RFEdA.

La participación de Cristian García y Mario Tomé en el Rallye de Cangas de Narcea, última prueba del Principado de Asturias, supuso uno de los grandes acontecimientos del fin de semana. Un regreso del Campeón de España de 2016, y aspirante al título en 2017, que hacía soñar a los aficionados con la vuelta al certamen nacional, y parece que la maquinaria se ha puesto en marcha para lograrlo. El piloto aragonés ha afirmado que está interesado en el Súper Campeonato de España de Rallyes y cuenta con otras opciones sobre la mesa, siempre dependiendo del presupuesto.

Roberto Méndez hacía posible la vuelta de Cristian García a los tramos con uno de sus Ford Fiesta N5, en el cual pudo probar algunas piezas de cara a la próxima temporada para los clientes del preparador. Una colaboración con RMC Motorsport con la que el último campeón de Mitsubishi espera continuar de cara a 2019 y el preparador leonés se perfila como la llave para su vuelta al nuevo Súper Campeonato de España de Rallyes. Estas han sido sus declaraciones a los micrófonos de Marca Motor Asturias, donde no ha descartado correr en alguna de las dos superficies de forma individual:

"Si hubiera programa, y sólo pudiera elegir entre asfalto y tierra, elegiría la tierra porque me apetece más. Pero si pudiera hacer el Súper Campeonato mucho mejor. Está difícil pero la ilusión la tengo y después de este fin de semana aún más tras probar el N5 y estar con Roberto otra vez. Si tenemos que tirar por algo, la primera opción va a ser el SCER, dos modalidades juntas en un campeonato es algo que en España teníamos que tener. Si no saliera, la segunda opción sería el Campeonato de España de Rallyes de Tierra y como última el asfalto. O por lo menos eso es lo que yo quiero".

En Cangas pudo volver a ponerse a los mandos de un modelo de la categoría N5, en la que tomaba parte por tercera vez tras sus intervenciones en el Rallysprint de Navaleno de 2017 y en el Slalom Los Caracolitos esta temporada, con el equipo MRT Rally Team. Un Fiesta con el que quedaba gratamente sorprendido con su mejora, aunque no duda que aún hay margen de cara al 2019:

"Los N5 van bien, por lo que pude comprobar el coche ha evolucionado mucho desde el año pasado, y seguramente para 2019 mejorarán aún más. No es un coche para ganar un campeonato, pero sí para estar arriba".

Por el momento habrá que seguir esperando para ver que ocurre en el futuro de Cristian García, que de regresar la próxima temporada tendría que encontrar un copiloto. Y es que Rebeca Liso, su habitual acompañante y pareja, aún necesitará un periodo de "vacaciones" tras su recién estrenada maternidad. Aunque el de Tarazona no descarta poder seguir con Mario Tomé tras la buena combinación que han hecho en Asturias.

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Te pueden interesar