El 2018 de Haas

Turno ahora de analizar el 2018 del equipo Haas. Los norteamericanos han firmado el mejor año de su corta historia al finalizar el mundial de constructores en 5ª posición, una temporada no obstante, en la que el rendimiento de sus pilotos ha sido bastante irregular.

2018 Haas

La pretemporada de Haas

El equipo Haas, fue el encargado de dar el pistoletazo de salida a la temporada 2018 al presentar de manera sorprendente a través de su página web y adelantándose de esta manera al resto de equipos su nuevo monoplaza, el "VF-18". Un coche presentado como una evolución de su predecesor el "VF-17", con el que se marcarían el objetivo de dar un paso adelante para poder luchar por ser el cuarto mejor equipo de la parrilla y en el que continuarían a los mandos la pareja formada por Kevin Magnussen y Romain Grosjean. Un VF-18 en el que a simple vista se podía apreciar la estrecha relación que el equipo norteamericano mantiene con Ferrari, ya que el parecido de su chasis con el monoplaza que los italianos usaron en 2017 era más que evidente.

Los test invernales disputados en Barcelona resultaron satisfactorios para los norteamericanos. Allí, a pesar de ser el segundo equipo que menos vueltas completó (694) no tuvieron demasiados problemas y el buen rendimiento mostrado por su nuevo coche les reafirmó en el objetivo que se habían marcado de poder luchar por ser los mejores del resto tras Mercedes, Ferrari y Red Bull, situándoles de esta manera en un buen punto de partida para la temporada que estaba a punto de comenzar.

La temporada de Haas

El fin de semana del 23 al 25 de Marzo comenzaba la temporada de manera oficial en el Gran Premio de Australia, unos días difíciles de olvidar para el equipo y que presagiaban la montaña rusa que iba a experimentar Haas durante el resto de la temporada. Llegados al sábado, se celebraba en Albert Park la primera sesión clasificatoria de la temporada, ambos pilotos lograron colarse en la Q3 y sorprender a sus rivales logrando Kevin Magnussen el 6º mejor tiempo y Romain Groesjean el 7º. De esta manera los de Kannapolis confirmaban tener el mejor monoplaza de la zona media de la parrilla además, de conseguir la que era hasta la fecha la mejor clasificación en la corta vida del equipo.

Sin embargo, no todo lo que empieza bien lo acaba, este caso fue unos de los más crueles ejemplos de ello. El domingo, tanto Magnussen como Grosjean se vieron favorecidos por una penalización a Daniel Ricciardo que les permitió ganar un puesto en la parrilla a cada uno, hecho por el que partirían desde la quinta y sexta posición respectivamente. Los dos pilotos tuvieron un buen inicio de carrera y fue entonces en la vuelta 22 con el comienzo de las primeras paradas en boxes cuando el domingo de Haas se tornaría al drama. Magnussen rodaba en cuarta posición cuando fue llamado por el equipo para efectuar su parada, pero un mal ajuste en una de sus ruedas acabaría con su carrera instantes después, misma escena vivida por su compañero Grosjean cuando pasaría por el box un par de vueltas más tarde. Este doble fallo del equipo, supondría la pérdida de la primera gran oportunidad de la temporada de sumar un buen botín de puntos para conseguir el ambicioso objetivo de ser el 4º equipo en la clasificación final del mundial, no obstante, no iba a ser la única.

El buen rendimiento del monoplaza norteamericano lo confirmaría el quinto puesto conseguido por Kevin Magnussen 15 días después en la disputa del Gran Premio de Bahréin, este resultado supondrían los primeros puntos del año para el equipo. El piloto danés, fue el encargado de sumar todos los puntos que consiguió Haas en las 8 primeras carreras de la temporada aumentando el botín con sus buenas actuaciones en China, España o Francia, hasta los 27. Hasta ese momento, Grosjean encadenaba errores grotescos como los cometidos en Bakú cuando se estrelló contra el muro tras el coche de seguridad, o en España cuando su trompo en la primera vuelta acabó con la carrera de varios pilotos.

No fue hasta el Gran Premio de Austria, novena cita de la temporada, cuando el piloto francés inauguró su casillero de puntos con una gran 4ª posición. Este era el Gran Premio número 50 de la escudería en la Fórmula 1 y para rematar la celebración, Magnussen cruzó la meta justo detrás de su compañero de equipo en quinta posición. Por fin desde el drama de Australia, los norteamericanos pudieron ver plasmado con una gran cantidad de puntos el buen rendimiento de su monoplaza. Gracias a esta actuación, ascendieron desde la séptima hasta la quinta posición en el mundial de constructores lo que les permitió entrar en una dura batalla junto a Renault por ser el cuarto mejor equipo de la clasificación.

Romain Grosjean volvería a realizar buenas actuaciones en Alemania (6º) e Italia donde también acabaría la carrera en una sexta posición de la que fue despojado horas más tarde tras ser descalificado por irregularidades en el fondo plano de su monoplaza. Entre medias de ambos Grandes Premios, el francés también sumó puntos en Hungría (10º) y Bélgica (7º), al igual que Magnussen que completó las citas en 7ª y 8ª posición respectivamente. Después de la descalificación de Grosjean en Monza, el equipo no volvería a sumar puntos hasta la octava posición de Kevin Magnussen en Rusia seguida del mismo resultado para Grosjean en Japón.

Tras la cita japonesa, ya solo quedaban cuatro carreras para la conclusión del campeonato. Haas seguía envuelto en la lucha con Renault por ver cual de los dos equipos acaba como el mejor del resto el campeonato y las citas de Estados Unidos y México se volvieron claves para el desenlace de la misma. Los norteamericanos se desdibujaron en el Gran Premio de su casa, yendosé también de vacío en México, esto sumado a las buenas actuaciones de Carlos Sainz y Nico Hülkenberg desnivelaron la balanza al lado de los franceses. Ya con el objetivo de ser cuartos prácticamente imposible y sin nadie que amenazara su quinta plaza en el mundial de equipos, Haas cerró la temporada con ambos pilotos en los puntos tanto en Brasil como en Abu Dhabi. Romain Grosjean finalizó el campeonato en 14ª posición con 37 puntos, mientras que Magnussen, lo haría en la novena con 56.

Pese a que el mal inicio de temporada por parte del equipo haya impedido conseguir el objetivo inicial de ser el cuarto mejor equipo de la parrilla, en 2018 con el quinto puesto, Haas ha conseguido su mejor posición histórica en el mundial tras ser octavos en 2017 y doblando su puntuaje respecto al año anterior para llegar hasta los 93 puntos totales.

La anécdota de Haas

Dentro de los numerosos errores de sus pilotos a lo largo de la temporada, sin duda el más significativo y el que más llama la atención por lo extraño del suceso, fue el cometido por Romain Grosjean en el Gran Premio de Azerbaiyán cuando estrelló su monoplaza contra el muro en la vuelta 43 rodando detrás del Coche de Seguridad (Vídeo 2:05). Este error supuso la pérdida de la posibilidad de sumar una gran cantidad de puntos, además de un importante bochorno para el piloto francés.

Los conflictos de Haas

En más de una ocasión, los errores de pilotaje ya mencionados cometidos por parte de sus pilotos, han tenido daños colaterales perjudicando o arruinando en ocasiones la carrera de otros. Dentro de la pista destaca por encima de todos los roces que Kevin Magnussen ha tenido con Fernando Alonso a lo largo de toda la temporada, una tensión que se trasladó a los medios con un cruce de duras declaraciones entre ambos. También destacan otras maniobras peligrosas como los cambios de dirección del piloto danés cuando rodaba delante de Gasly en Azerbaiyán y de Leclerc acabando en toque entre ambos en el Gran Premio de Japón. Grosjean también protagonizó maniobras peligrosas como su trompo en la salida del Gran Premio de España o su toque con Gasly en los libres de Abu Dhabi, entre otras.

Fuera de la pista, el equipo también ha tenido conflictos, los norteamericanos han sido el único equipo que presentó ante la FIA una queja sobre la situación del equipo Racing Point Force India tras su cambio de nombre y propietario. Finalmente tras la desestimación de la queja, Haas decidió no apelar la decisión de la FIA.

El futuro de Haas

Como principal novedad para 2019, el equipo pasará a denominarse Rich Energy Haas F1 Team tras el acuerdo que se anunció el pasado mes de octubre con el que la empresa de bebidas energéticas pasa a convertirse  a partir del próximo año en el patrocinador principal del equipo estaodunidense.

En cuanto a lo deportivo se refiere, Haas da continuidad a la pareja de pilotos con la que han disputado las últimas dos temporadas. Kevin Magnussen y Romain Grosjean seguirán a los mandos del coche norteamericano con el objetivo de seguir creciendo y afianzándose como uno de los equipos fuertes de mitad de la parrilla.

 

Comparte este artículo:

¡Buscamos redactores!

¿Te gustaría escribir con nosotros y ser parte de este equipo que cada día va a más? Si quieres más información, pincha aquí.