Miguel Fuster satisfecho con el cambio de neumáticos en el Fiesta

Miguel Ángel Fuster ha recogidos buenas sensaciones en el Rallye Princesa de Asturias a pesar del incidente del viernes que le obligó a abandonar.

El Rallye Princesa de Asturias supuso la primera prueba de Miguel Ángel Fuster a los mandos del Ford Fiesta R5 equipado por los neumáticos Pirelli, tras años junto a Michelin. El piloto alicantino no logró completar la prueba debido a un pinchazo en la jornada del viernes, pero aún así ha logrado sacar buenas conclusiones de cara al resto de la temporada, en la que aún cuenta con opciones para alzarse con un nuevo título en el Nacional de Asfalto.

El equipo Llanes Motorsport estrenó una nueva etapa en el Princesa de Asturias con la llegada del Grupo Blendio-Autovisa, que llegaron como nuevos apoyos económicos con una renovación del proyecto del equipo asturiano junto a la marca Ford. Un proyecto liderado por Miguel Fuster, que llegaba líder a la segunda mitad de la temporada, pero un problema en la jornada del viernes le dejó fuera de la competición, tal y como explicó a este medio en las asistencias de La Manjoya al final de la jornada:

"Tuvimos un pinchazo. Hemos dado con la llanta y hemos roto un poco el brazo, se ha soltado una rótula y hemos decidido abandonar. La idea es sumar puntos y ya está todo probado, guardamos fuerzas y todo para Llanes".

Fuster no sólo contaba con nuevos apoyos económicos para el Princesa de Asturias, sino que después de cinco años compitiendo con neumáticos de Michelin decidió cambiar a la marca francesa por los compuestos de Pirelli. Un cambio que le obligó a adaptar su estilo de conducción en los primeros compases de la prueba, aunque poco a poco fue encontrando el ritmo para dejar buenos registros como el primer parcial en la segunda pasada por Candamo, igualando el crono marcado por José Antonio 'Cohete' Suárez. Así explicó el piloto de Benidorm sus sensaciones a este medio, además de confirmar que se encuentra al 100% para el resto de la temporada:

"Muy muy bien. Me ha costado los dos primeros tramos el acoplarme u poco, luego ya he puesto el coche a punto y en el tramo que hemos pinchazo ya estábamos en los parciales con Iván Ares y los pilotos de arriba. La verdad es que bien, muy contentos dentro de lo que cabe. La opciones (al título) están intactas y tenemos ganas de seguir".

Además de la unidad de Fuster, el equipo Llanes Motorsport desplazó dos Fiesta de la categoría R2, uno turbo y otro atmosférico. El piloto Aquilino Sanchez tuvo su primera experiencia con la categoría y se reencontró con la competición después de seis años de parón logrando la vigésimo segunda posición. Mientras que Félix Fernández, con la última versión de Fiesta de dos ruedas motrices, se tuvo que conformar con la vigésimo novena en el apartado nacional.