Ericsson, ileso tras un accidente a más de 300km/h

Sauber protagonizó la peor y la mejor noticia del día. La peor, el brutal accidente de Marcus Ericsson a casi 340km/h en los segundos entrenamientos. La mejor, que el sueco saliese ileso tras semejante susto.

El accidente de Ericsson en los segundos libres | Foto: F1

Entrenamientos Libres 1

Sesión pasada por agua en el inicio del GP de Italia. La lluvia protagonizó la matinal y provocó que los pilotos tuviesen que salir con neumáticos de lluvia extrema en los primeros minutos. La pista se fue secando y la sesión terminó con los compuestos intermedios. Nadie, a excepción de Räikkönen, superó la veintena de vueltas. Charles Leclerc dio 10 y Marcus Ericsson, 11. El monegasco terminó 12º, justo por detrás de ambos Mercedes. Algo anecdótico, al igual que la posición de Ericsson, la 16ª, por delante de Sebastian Vettel.

Entrenamientos Libres 2

Nada más arrancar la sesión vespertina, Ericsson protagonizó uno de los sustos del año. El DRS de su Sauber no se cerró en la frenada y perdió el control del coche en la recta de meta. Precisamente en el Templo de la Velocidad, uno de los circuitos en los que se alcanza mayor velocidad punta. Así, Ericsson volcó y dio varias vueltas de campana. El coche quedó destrozado, pero el piloto, para alegría de todos, pudo salir por su propio pie. Parecía algo aturdido, como era de esperar. Pasó por el centro médico, que le declaró apto para el resto del fin de semana. La seguridad en estos coches es algo digno de elogiar, especialmente cuando venimos de otro accidente serio hace menos de una semana en Spa.

Leclerc tuvo que realizar todo el trabajo de Sauber el resto de la sesión, aunque perdió algunos minutos en boxes. Su equipo detectó en su monoplaza el mismo problema que había sufrido Ericsson con el DRS, por lo que le mandaron parar por seguridad. Pudo arreglárselas para completar 20 giros y terminar dentro del top 10, noveno. Finalizó a milésimas de Esteban Ocon, séptimo y mejor de los mortales. Eso demuestra el potencial de Sauber en un circuito favorable para su unidad de potencia Ferrari. Mañana, ya esperemos que con Ericsson en perfectas condiciones, el equipo suizo opta a la Q3.

Impresiones de la jornada

Declaraciones extraídas de la web de Sauber (traducción propia)

Marcus Ericsson

"El accidente que tuve en los Libres 2 fue un gran impacto, pero gracias a que el coche es muy duro estoy bien. El equipo ya está trabajando duro para reparar el coche para que pueda volver a la pista mañana. Estoy deseando volver a pilotar".

Charles Leclerc

"El día estuvo bien. Por un lado, tuvimos bastantes problemas, pero por el otro, nuestro rendimiento fue bastante bueno si tenemos en cuenta los retos a los que nos enfrentamos. Ahora tenemos algo de trabajo por delante y haremos todo lo que podamos para dar los pasos necesarios antes de disputar las próximas sesiones. Lo principal es que Marcus (Ericsson) está bien después de su accidente, y vamos a empujar para tener un buen resultado mañana".

Frédéric Vasseur, Jefe de equipo

"En primer lugar, me alegra decir que Marcus (Ericsson) está bien, que es lo más importante. Pudimos averiguar el problema que causó el accidente al inicio de los segundos entrenamientos. Hubo un problema con su DRS, que se mantuvo abierto cuando frenó en la curva 1. Detectamos el mismo problema en el coche de Charles poco después de eso, y lo mandamos al garaje inmediatamente para resolver el problema. Charles hizo un buen trabajo a la hora de gestionar la situación en la pista y mantenerse concentrado durante los Libres 2, terminando la sesión 9º. Esto demuestra que tenemos un gran potencial en esta pista, y somos optimistas para mañana".