Ricciardo golpea más fuerte en una más que apretada primera sesión de libres en Hungría

El australiano -con el neumático blando- se lleva el mejor registro en los primeros entrenamientos libres del Gran Premio de Hungría con una ligera ventaja de 79 milésimas respecto a Sebastian Vettel y 88 con Max Verstappen. Carlos Sainz acabó con el octavo mejor tiempo de la mañana, mientras que Alonso fue duodécimo tras sustituir el fondo plano de su MCL33.

La Fórmula Uno volvió a la acción cinco días después de la épica victoria de Lewis Hamilton en Alemania. La duodécima prueba del año, celebrada en el circuito de Hungaroring, recibió a los pilotos con cielos despejados y temperaturas cálidas, con hasta 26ºC en el ambiente y 37ºC en la pista. El sinuoso trazado húngaro abre una nueva oportunidad para el equipo Ferrari, cuyo lider Sebastian Vettel, vió cómo se deshacían sus opciones de victoria al acabar contra el muro en Hockenheim. Una victoria en Hungría antes del parón veraniego parece la mejor medicina de recuperación tras el fatídico final a pocos kilómetros de su ciudad de nacimiento.

Al igual que ocurrió en los primeros entrenamientos libres del Gran Premio de Alemania, Charles Leclerc volvió a dejar su asiento libre a Antonio Giovinazzi. Como viene siendo habitual los pilotos aprovecharon los primeros minutos de sesión para completar las primeras vueltas de instalación. Poco después los chicos de Red Bull, que también cuentan con grandes opciones de pelear por el triunfo en este escenario, fueron los encargados de inaugurar la tabla de tiempos del viernes con neumáticos medios. Tras ellos, Kimi Räikkönen y Fernando Alonso, éstos últimos con el compuesto ultrablando.

Poco que resaltar de la primera media hora de sesión. Los pilotos esperaron hasta que la pista se engomara antes de buscar sus mejores registros. Mientras Kimi Räikkönen lideraba la clasificación por delante de Verstappen y Bottas, Sainz se dejaba ver en la quinta posición, por delante de Ricciardo; por su parte, Fernando Alonso era séptimo. El español protagonizaba una de las anécdotas de la sesión cuando era perjudicado por uno de los Williams cuando buscaba una vuelta rápida.

Batalla psicológica

La guerra entre Mercedes y Ferrari comenzó ya en los primeros entrenamientos libres. Alemanes e italianos se midieron a pulso por el mejor tiempo de la clasificación. Primero Räikkönen, luego Bottas y más tarde Vettel se hacían con la primera plaza de la sesión, con pequeñas diferencias entre ellos en todo momento. Fue en los minutos finales cuando Red Bull se unió a la batalla.

La primera sesión de pruebas sobre Hungaroring no estuvo exento de salidas de pista: Marcus Ericsson y Max Verstappen fueron los afectados: el primero de ellos tras trompear en la última frenada, primero y en la curva más rápida, después, y el holandés en el primer giro del trazado. Tampoco se libraba de trompear Brendon Hartley en los últimos segundos de entrenamientos libres.

Problemas de Nico Hülkenberg

Estaba siendo una sesión sin demasiados sobresaltos ni problemas para los equipos hasta que el Renault de Hülkenberg se paraba cuando aún restaban media hora para el final. Malas noticias para los franceses, que se estaban dejando ver en las posiciones altas de la tabla.

Al igual que el alemán de Renault, Kimi Räikkönen y Valtteri Bottas también tuvieron que poner el punto y final a su participación en los primeros libres antes de tiempo; los dos por problemas de sobrecalentamiento: el de Ferrari en los frenos en un circuito en el que apenas existen lugares de refrigeración para éstas piezas tan importantes. La desaparición de Hülkenberg en los últimos instantes de sesión hizo que cayera hasta la octava posición, en favor de Romain Grosjean, en la séptima. En la zona media Pierre Gasly ganó la partida a Hartley, al igual que Lance Stroll venció a Sirotkin. El canadiense logró también acabar por delante de los dos Force India, muy desdibujados en esta primera toma de contacto con el circuito de Budapest. Por su parte, Antonio Giovinazzi superó a un Marcus Ericsson muy fallón y con falta de confianza.

Sesión muy igualada en la parte alta de la clasificación, con diversas estrategias en el uso de los neumáticos. Daniel Ricciardo marcaba el mejor tiempo con el compuesto blando; Vettel sólo probaba el ultrablando, mientras que Kimi Räikkönen optaba por el ultrablando primero y el blando después. Todo lo contrario que los Mercedes, que prefirieron dejar el más blando de los elegidos por Pirelli para las próximas sesiones.

Tabla de tiempos