Verstappen acaba cuarto en el caos de Alemania; Ricciardo abandona

Una de cal y una de arena para Red Bull en Alemania. Daniel Ricciardo tuvo que abandonar por un problema en el motor tras haber remontado desde la 19ª posición. Max Verstappen se la jugó cuando llegó la lluvia, pero no tuvo suerte y solo pudo ser cuarto.

Verstappen pasando por delante de una grada repleta de holandeses | Foto: Red Bull

Así se van los pilotos de Alemania

Daniel Ricciardofrustración. Esa es la palabra que definiría mejor ahora mismo las últimas carreras del australiano. Lleva 2 abandonos en las últimas 3 carreras, todos ellos por problemas mecánicos. La fiabilidad vuelve a golpear a un Ricciardo que no sube al podio desde la victoria de Mónaco. Acumula ya 4 abandonos que le han alejado ya casi de forma definitiva del título. Suma 106 puntos, solo 1 más que Verstappen. Los dos compañeros del equipo Red Bull parecen condenados a pelear únicamente entre ellos en el campeonato, puesto que parece que Mercedes y Ferrari han dado un paso adelante. La diferencia con Bottas y Räikkönen no es muy grande (16 y 25 puntos, respectivamente), pero si continúa la tendencia ascendente de ambos, no tardarán en alejarse.

Max Verstappenel holandés lo intentó en Hockenheim. Cuando se vio sin opciones de luchar por el podio y llegó la lluvia, cambió a neumáticos intermedios esperando que se mojase más la pista. No sucedió y tuvo que volver a pasar por boxes para quitarlos. Como la diferencia con los pilotos de atrás era tan grande no perdió posición y se mantuvo en la cuarta. Terminó cerca de Räikkönen gracias al coche de seguridad, pero no pudo atacarle para luchar por el podio. En las últimas carreras Verstappen parece haber recuperado el impulso perdido en los primeros compases de la temporada y se ha acercado a 1 punto de su compañero en el campeonato.

Así se va Red Bull de Alemania

Los de Milton Keynes se van de Hockenheim sumando, de nuevo, menos puntos que sus rivales. La fiabilidad está golpeando fuerte al equipo austriaco, que ve como cada vez está más lejos de Mercedes y Ferrari. Hoy le tocó abandonar a Daniel Ricciardo por un problema de motor, otro más en el equipo. Y es que la unidad de potencia Renault ha sido, en los últimos tiempos, el foco del conflicto entre Red Bull y los franceses. Si en el pasado Gran Premio de Gran Bretaña se quejaban de la falta de potencia, en este ha sido el motor el que ha obligado a uno de sus pilotos a abandonar. Encima, tras haber penalizado este mismo fin de semana por cambiar elementos de la unidad de potencia. Hoy han conseguido solo 12 puntos, aunque lo positivo es que Ferrari solo ha sumado 15. Ahora Red Bull tiene 211 en el casillero, a 99 de Mercedes y 91 de Ferrari.

Impresiones del Gran Premio

Declaraciones extraídas de la web de la F1 (traducción propia)

Daniel Ricciardo

"Las primeras 10 ó 15 vueltas han sido muy duras para el neumático medio y han sido muy difíciles. Creo que la carrera habría mejorado, pero en las primeras vueltas tenía que ser muy paciente y adelantar a los coches uno a uno. Una vez que empecé a respirar aire limpio, pude hacer unos tiempos que parecían competitivos en ese momento, pero no tuvimos la oportunidad de ver lo que podíamos hacer hoy. Podríamos haber aguantado mucho con el neumático medio y creo que la estrategia nos habría funcionado al final. En la vuelta 29 oí algo extraño cuando iba hacia la curva 6 y luego, una vez que aceleré al salir de la curva, perdí potencia y el motor empezó a sonar bastante mal. Hablé por radio de inmediato y esperé que el equipo me pidiera que me detuviera, y así lo hicieron. No sé los detalles, pero ha sido una especie de fallo del motor que, evidentemente, es bastante frustrante después de las penalizaciones de hoy. De todos modos, habría, podría haber, eso es el motorsport y siento que he estado en esta posición con demasiada frecuencia esta temporada. Duele, siempre duele. Puede que no me acuerde de esta carrera, pero me acordaré del público, todos vinieron hoy, lo que ha sido muy agradable de ver y supongo que saben que puede ser la última vez que venimos aquí en un tiempo. Ha sido un buen espectáculo para ellos, pero no para mí. Espero poder ir a ganar dentro de una semana antes de que nos vayamos todos a las vacaciones de verano".

Max Verstappen

"Después de una carrera tan caótica, creo que terminar cuarto es un buen resultado y el coche se sintió fuerte durante toda la carrera. Fue un día difícil para la toma de decisiones debido a los cambios en el clima. Deslicé un poco en la curva 6 cuando empezó a llover, así que decidí parar para poner los intermedios. Tan pronto como salí de los boxes y llegué a la curva 6, estaba seco de nuevo. Sabía que no iba a funcionar, podría haberlo hecho, pero desafortunadamente no siguió lloviendo lo suficiente. A veces estas decisiones funcionan, a veces no, como lo hemos experimentado hoy. El coche de seguridad no tuvo influencia en el resultado, pero valió la pena intentarlo en ese momento. Las fuertes lluvias vinieron un poco tarde, tal vez podríamos haber hecho más, pero en su lugar tuvimos que conformarnos con condiciones más secas. Deberíamos estar en mejor forma para conseguir un buen resultado en Hungría, así que ya estoy deseando que llegue el próximo fin de semana".

Christian Horner, Jefe de Equipo

"Max ha hecho una buena salida y ha podido desafiar a Kimi en las primeras vueltas. Las cosas se calmaron rápidamente, ya que los neumáticos iban a ser un factor crucial en la estrategia de la carrera. Mientras tanto, Daniel estaba haciendo un buen progreso desde la parte trasera de la parrilla después de incurrir en penalizaciones por el motor. En ese momento, había una amenaza de lluvia, pero era difícil predecir exactamente cuándo llegaría. Desafortunadamente, en la vuelta 29 el motor de Daniel falló, lo que es particularmente decepcionante por las penalizaciones en las que ya había incurrido. Max estaba en una estrategia de una parada corriendo 4º, empezó a llover y cuando vimos que un par de coches se iban fuera, incluyendo a Max, decidimos arriesgarnos y pararlo para poner el neumático intermedio. Desafortunadamente, no llovió lo suficiente y el neumático intermedio se destrozó, por lo que Max tuvo que parar de nuevo para poner el neumático blanco. Desde la posición en la que nos encontrábamos sin ninguna amenaza por detrás, la apuesta valió la pena, pero esta vez no valió la pena, ya que el coche de seguridad agrupó el pelotón, lo que hizo que Max cruzase la línea en cuarto lugar, que es más o menos donde estábamos hoy".